La promesa del baipás de Betanzos para el tren a Ferrol cumple 15 años

La plataforma en defensa del ferrocarril prepara una protesta en la ciudad naval


Betanzos / la voz

La estación de Betanzos Ciudad es un esqueleto que solo funciona de apeadero. Todo lo que la rodea son elementos que invitan a no tener fe en la recuperación del tren: enfrente, una cochera de buses y seis talleres de coches; al lado, a unos cien metros, otra explanada para los autobuses de línea, de esos que cubren el trayecto a A Coruña o Ferrol en mucho menos tiempo que sobre los raíles. Y, por si fuera poco, la antigua cantina de la estación es la sede del motoclub Betanzos, gente que no cambia sus dos ruedas por la comodidad del tren.

En esas estamos cuando Fomento asegura que el estudio de viabilidad del baipás, algo más de 200.000 euros, será el primer paso para pulir la distancia A Coruña-Ferrol, el tren más lento del mundo, en unos 10-15 minutos.

La falta de Gobierno también ha ralentizado no solo el tren si no la redacción de ese proyecto, al que a las tres alternativas, se han sumado otras dos. «Ya cuesta creerlo, llevamos quince años con la promesa del baipás de Betanzos y no se ha hecho nada», explica Alberto Díaz, portavoz de la Plataforma do Tren A Coruña e As Mariñas. «Yo siempre digo que me jubilaré -Alberto es ferroviario de 54 años-, y aún no habrán empezado».

Quizá la amenaza del cambio climático sea un acicate para acelerar este proyecto que Fomento reconoce tener desde la mesa desde el 2010, «pero la obra se vio relegada por culpa de la crisis». Crisis que no afectó por igual a las infraestructuras viarias de otras comunidades, como cuando el ya exministro Íñigo de la Serna aprobaba un proyecto de 1.400 millones de euros en la comunidad valenciana.

El baipás permitiría proyectar directamente el tren hacia Ferrol o A Coruña sin dibujar la curva hacia la estación de Infesta. Ahora sobre las casas próximas de Bergondo comienza a dibujarse un halo de incertidumbre por si la obra afecta a sus inmuebles. «Hay una alternativa muy poco dañina y consideramos incluso la más barata -explica el portavoz de la plataforma-, que es iniciar un túnel desde Cecebre directamente hasta Betanzos, hoy hay recursos y maquinaria para ello».

 

Problemas con las puertas

Mucho antes de eso, Renfe debería mejorar el servicio actual, sin entrar en acortar los tiempos. Basta con que las puertas se puedan abrir. «Intenté salir en la estación de abajo, cuando llegaba de Ferrol, y la puerta no me abrió, así que tuve que esperar a que me abrieran en Infesta y bajé en taxi hasta Betanzos», se queja un usuario. «Es muy habitual», explica Alberto Díaz. «El tren se queda en curva y el peso de la puerta la acaba bloqueando, yo esas situaciones las resuelvo con una patada, pero no es de recibo que los viajeros lo sufran». No es digno un tren que ha de abrirse con las extremidades inferiores. Ni un tren que tarda una hora y veinte minutos en cubrir 69 kilómetros. Por eso la plataforma retomará en breve sus manifestaciones lúdicas para reclamar vida para este transporte ahora que el calentamiento global comienza a ponerse serio.

La Xunta cree que tras la inversiones se pasará de 170 a 2.800 usuarios en esta línea

La Xunta realizó una previsión muy optimista hace un año para la funcionalidad del tren A Coruña-Ferrol una vez que se realice la totalidad de las obras previstas, entre ellas el baipás de Betanzos, con un coste global de cerca de 140 millones de euros. Según el diagnóstico del gobierno autonómico, con las mejoras «físicas» del trayecto y el refuerzo junto con otros medios de transporte, se conseguirá aumentar de la media actual de 170 viajeros a cerca de 3.000.

Otra de las opciones que se ha llevado ante los técnicos es la construcción de una nueva vía, obviando el trazado actual, pero tanto desde la Administración gallega como desde Madrid lo ven inviable por el perjuicio a terceros en las expropiaciones y el elevado coste: más de 400 millones de euros.

 Más paradas hacia Monforte

El BNG ha presentado una moción en los municipios del área coruñesa, concretamente en Bergondo, Betanzos, Oza-Cesuras y Aranga, para reclamar a Renfe y al ADIF «a inmediata posta en funcionamento co carácter de paradas facultativas ás estacións e apeadeiros na liña A Coruña-Monforte-Ponferrada, así como os que aínda estando formalmente en funcionamento non contemplan esa opción en moitos servizos».

«O 28 de setembro cúmprense 20 anos de que a estación de Aranga deixara de prestar servizo ferroviario con anuencia das Administracións central e autonómica, púxose fin a máis de 115 anos de acceso a este servizo», explican en un comunicado los portavoces nacionalistas.

El tren entre A Coruña-Ferrol es el más lento de España

pablo gonzález
Uno de los trenes que cubre el trayecto entre A Coruña y Ferrol
Uno de los trenes que cubre el trayecto entre A Coruña y Ferrol

La velocidad media oscila entre los 52 y los 55 kilómetros por hora, dependiendo de la frecuencia

Las líneas ferroviarias españolas experimentaron en los últimos treinta años una transformación radical, centrada en la apuesta por la alta velocidad para compensar el abandono que sufrió el ferrocarril durante buena parte del siglo XX. Pero también se ha alumbrado una red a dos velocidades, en la que hay territorios e incluso ciudades que han quedado descolgadas de las mejoras, bien por el período de crisis económica entre el 2008 y el 2015, bien porque nunca se consideró rentable conectarlas mediante trazados ferroviarios de altas prestaciones. El abandono generalizado de la red convencional con menos demanda se suma a esta realidad de una red hemipléjica.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La promesa del baipás de Betanzos para el tren a Ferrol cumple 15 años