Agricultores de A Coruña, Bergantiños y Betanzos se unen contra el jabalí

Reclaman un censo de la especie, un mapa de puntos negros y más batidas


Arteixo

Los empresarios agrícolas han decidido unirse para hacer oír con más fuerza sus quejas contra los daños que sufren a causa del jabalí y otras especies, que minan sus cosechas y empobrecen sus balances comerciales. Además, todas estas compañías están exentas de beneficiarse de las ayudas de la PAC, destinadas en Galicia al sector ganadero. Así, el viernes 15 de marzo tienen previsto organizar un macroencuentro en Arteixo (están por derminar el lugar y la hora). También están convocando a los alcaldes de los concellos afectados de las comarcas de A Coruña, Betanzos y Bergantiños. Por otro lado, los sindicatos agrarios llevan meses pidiendo a la Xunta que cataloguen al jabalí como plaga

Los sectores implicados denuncian una mezcla de apatía y malas soluciones por parte de las Administraciones, al tiempo que recelan de estas por reaccionar con más contundencia cuando los jabalíes asoman en escenarios urbanos. «Pero es a nosotros a los que nos causa un perjuicio económico, no a los vecinos de una ciudad cuando destrozan un jardín», explica Álex García, agricultor de Arteixo que trabaja para una empresa de Coirós.

 «Fracaso total»

«Hai varios anos que traballamos nesta problemática cuns protocolos acordados entre a Administración, cazadores, agricultores e técnicos -señala un representante de los 22 tecores asociados de Mariñas-Betanzos-; que tratan de paliar os danos producidos polo xabarín, pero o rural galego está constatando o fracaso total do actual sistema de xestión desta especie».

Las batidas permitidas, menos que las deseadas por los agricultores, apenas dan resultado. Estas darán paso a las dispersiones, una especie de desplazamiento con perros y sin armas para alejar a los jabalíes de las zonas sensibles. «Pero al final lo que haces es trasladar el problema a otro lugar», reconoce Álex. Además, genera un serio problema de seguridad vial. Recientemente, el presidente del tecor de Irixoa, Manel Freire, contabilizó hasta 20 jabalíes cuando conducía entre Coruxou y Churío. «E era de día, antes das oito da tarde», recuerda. «A Xunta tense que implicar no tema porque ademais dos destrozos que fan os xabarís, cada vez é máis perigoso ir pola estrada, aí están os sinistros para demostralo», señala Manel, quien también es concejal en el Ayuntamiento de Irixoa.

Desde la Asociación de Desenvolvemento Rural Mariñas-Betanzos proponen la elaboración de un mapa de puntos negros, la instalación de cámaras de fototrampeo y la realización de censos «en las zonas sensibles». Y además de las medidas tradicionales, como las batidas, propondrán otras fórmulas novedosas en las próximas reuniones. No descartan proponer modificaciones legales, como la variación en el número mínimo de participantes en las batidas (algo que ya está analizando la propia Dirección Xeral de Patrimonio Natural), e incluso estudian solicitar una ampliación de los períodos hábiles de caza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Agricultores de A Coruña, Bergantiños y Betanzos se unen contra el jabalí