La preocupación del huido por el crimen de Betanzos era lograr la residencia

Sus conocidos, que piden que se entregue, dicen que asistía a ritos de santería


Betanzos / la voz

Con «angustia» continúa la familia de Máximo Feliz Ramírez su vida a la espera de noticias sobre el paradero del asesino de este marinero dominicano que falleció por tres puñaladas en la madrugada del pasado domingo en Betanzos. La Guardia Civil continúa con la investigación para dar con el paradero del que los testigos señalan como el autor del crimen, un ciudadano de origen colombiano que huyó con rapidez de la Rúa da Cañota, donde cayó sin vida Máximo, cogió un taxi y tras intentar pedir ayuda en la zona de A Condesa, se desplazó a una pista de Guiliade, donde se le pierde el rastro.

Conocidos del presunto asesino, que hacía un mes que se había casado, pedían ayer que se entregase para aliviar la preocupación que existe en el concello por este crimen sin resolver. Describen al colombiano como un hombre amable, cordial y educado en el trato, siempre que no abusara del alcohol, «muy creyente en los ritos de santería», con un pasado marcado por sus antecedes policiales, de los que presumía, al igual que de sus cicatrices, y muy preocupado por obtener la residencia en España. Muchos vinculan su reciente matrimonio a la necesidad de legalizar su estancia en el país, aunque también reconocen que expresaba con rotundidad su afectividad por la mujer con la que contrajo matrimonio y que desde mediados de diciembre se encuentra de vacaciones en Colombia.

«El mandamás en Betanzos»

En sus redes sociales, el colombiano posteaba sobre temas como los trámites para conseguir la residencia, en distintos países, y sobre el espacio Schengen, que abolió las fronteras en más de una veintena de países europeos.

Aunque no se le conocía ocupación, este ciudadano colombiano se definía como «comerciante independiente» y en sus conversaciones en locales públicos alardeaba de ser «el que mandaba en Betanzos» y de ser «el jefe». Por eso, algunos consideran que ya estaba en el punto de mira de las fuerzas de seguridad y debería facilitar su localización. Cuenta con familia en varios municipios de la comarca y comentaba que tenía dos hijas de dos relaciones anteriores, aunque con una no mantenía trato.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La preocupación del huido por el crimen de Betanzos era lograr la residencia