El abandono crónico se asienta en la capital del gótico

El desprendimiento de parte de la fachada de una casa en la N-VI en Betanzos confirma el deterioro que sufre la localidad

.

betanzos / la voz

Que Betanzos cuenta con muchas viviendas en estado de abandono no es ningún secreto. Prueba de ello es el último desprendimiento que el miércoles sufrió la localidad cuando una casa situada en la N-VI, frente al hotel San Roque, perdió parte de su fachada. En concreto, el incidente se produjo después de que un camión municipal que transportaba una grúa tropezase con un cable de un poste de telefonía, ocasionando la caída de varias piedras del inmueble.

Se trata de una edificación que el Concello ordenó apuntalar en febrero debido a su mal estado, con el techo hundido y las ventanas abiertas, lo que ya entonces suponía un peligro para los viandantes del cruce de entrada al barrio de Bellavista, en donde varios autobuses escolares realizan parada. En ese momento el gobierno local explicaba que habían abierto expediente sobre la construcción para exigir a los propietarios medidas para garantizar la seguridad en el área. Del mismo modo, fuentes familiares indicaban que la casa, que se encuentra a la venta, tenía las ventanas tapiadas, al menos las que dan a la altura de la calle y que «a lo mejor es el Ayuntamiento el que no debe dejar una parada de bus ahí sabiendo como está la casa».

Recuperar el casco viejo

Más allá de la edificación de la N-VI, la localidad brigantina cuenta con muchas otras en estado ruinoso, la gran mayoría se sitúan dentro del delimitado casco histórico, en donde la Xunta ha adquirido 11 inmuebles con el objetivo de darles una segunda vida.

En concreto, la Consellería de Infraestruturas e Vivenda invierte una partida de 3 millones de euros en la zona. Por un lado, el Gobierno trabaja en tres casas, dos localizadas en la rúa Cerca y otra en Venela de Clérigos, que ofrecerán seis nuevas viviendas sociales y tres locales comerciales. Esta actuación supone una inversión de 1,2 millones de euros. Asimismo, el Ejecutivo autonómico acaba de comprar otras ocho edificaciones y tiene previsto adquirir la casa gótica, la más antigua de Betanzos.

Sobre esta construcción el Concello indicó que pedirá a la Xunta que «reserve o baixo da casa gótica para uso público», en el caso de que finalmente el Gobierno adquiera el inmueble dentro del nuevo programa de compra de viviendas en el casco histórico. Así lo explicó la alcaldesa, María Barral, que manifestó que la idea municipal es que ese bajo pueda ser utilizado o vinculado de alguna forma con el Camino de Santiago.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

El abandono crónico se asienta en la capital del gótico