Esta vez, el globo de Betanzos no voló

El aerostato de papel no pudo alzar el vuelo por primera vez en 54 años al rajarse por varios carterones durante el inflado

Esta vez el globo de Betanzos no voló El globo de papel se enganchó en la farola de la iglesia

Betanzos

Todo estaba preparado para que Betanzos celebrase por todo lo alto el día de San Roque. Miles de curiosos se acercaron a la plaza Irmán García Naveira para presenciar lo más cerca posible el vuelo del globo de papel más grande del mundo y el más afamado de nuestro país, pero cuando faltaban cinco minutos para la medianoche, la tradición sufrió un revés inesperado. El famoso aerostato de papel, al que todavía le faltaba un buen rato de inflado, se rajó por uno de los cuarterones, y aunque en un primer momento parecía que el origen de la rotura se debía a un enganche con la farola de la torre de la iglesia de Santo Domingo, al cierre de esta edición se desconoce cuál fue la causa exacta. «Hay que tener en cuenta que en ese momento había bastante viento lo que pudo hacer que el aerostato se enganchase con algo», señalaron desde el Concello.

La última vez que el globo no consiguió alzar el vuelo y surcar el cielo de Betanzos en el día de San Roque fue en 1964, cuando se enganchó con la torre del campanario.

En un primer momento se valoró quemar el globo «como se quemaría en el cielo», pero por seguridad la organización descartó esa idea y optó por resquebrajar en miles de trozos pequeños y repartirlo entre los asistentes como recuerdo de una reliquia fallida.

Algunos vecinos de la localidad aseguraban estar «en estado de shock», «disgustados», «incapaces de asimilarlo». El principal promotor del lanzamiento del globo, Emilio Pita, regresó al cine Alfonsetti «muy disgustado».

Las caras largas y el pesar fueron la tónica general durante los minutos posteriores a la rotura del globo. «Deume moita pena porque levo vendo o globo dende pequena e nunca vin que ocorrese algo igual. Agora que rachou, supoño que iremos para casa», comentó Clara Veiga, una vecina de la localidad. María F. se había acercado con unos amigos a la céntrica plaza para enseñarles en qué consistía esta tradición, pero reconoció que «son cosas que pasan. Así tendrán que volver».

Ofrenda a San Roque

La suelta fallida del globo fue precedida, a las 19.00 horas, por la función del voto, en la que la recientemente elegida alcaldesa, María Barral, pidió a San Roque por las familias, jóvenes y personas mayores que «o están a pasar mal». También por «moitas mulleres que sofren mesmo a morte só polo feito de selo», por los emigrantes que se fueron y por los que viene aquí a buscar trabajo. «Axuda aos nosos gobernos para que atopen as políticas económicas e sociais xustas e solidarias [...] sen que ninguén quede no camiño e sen sacrificar dereitos sociais que tantos anos e tanto esforzo custou conquistar», concluyó.

La orquesta Dilema fue la encargada de amenizar musicalmente desde las 22.30 la verbena. Tras el revés del globo, llegó el turno de los fuegos artificiales, que llenaron de color una noche que quedará marcada en la historia de Betanzos.

Próximas actividades

Terminado el día grande de las fiestas de San Roque, la jornada de hoy estará marcada por la música tradicional con la actuación a las 22.30 horas de la formación A Roda en la plaza Irmáns García Naveira. El sábado tomará el relevo otra de las principales citas de los festejos: la primera jira a Os Caneiros, en la margen izquierda del río Mandeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Tags
Comentarios

Esta vez, el globo de Betanzos no voló