El Concello de Betanzos quiere poner fin a los perros sin correa por la calle

Repartirá folletos al tiempo que anuncia multas. Es el único municipio del área con cero sanciones por asuntos caninos

.

Betanzos / La Voz

En el Ayuntamiento de Betanzos no están satisfechos con el comportamiento de muchos dueños de perros en el día a día. Algunas zonas, especialmente los parques, están salpicados de excrementos, en parte porque sigue la falsa creencia de que allí donde hay césped se pueden liberar los canes. «Y ocurre lo mismo en los polideportivos, algunos como en el de O Xuncaliño tenemos que recoger excrementos con frecuencia», aseguran desde el Concello.

Hasta ahora el gobierno local ha respondido con mucha tibieza a esta problemática hasta tener el dudoso honor de ser el único municipio importante del área metropolitana que no ha registrado ni una sola sanción en este asunto (y no precisamente porque no se registren estas disfunciones sociales).

Pero esa permisividad ha llegado a su fin. En los próximos días comenzarán a repartirse folletos con un mensaje que debería resultar sonrojante para los dueños que no se guían por el sentido común. El Concello ha diseñado tres modelos diferentes, cada uno con la carátula de una raza diferente de perro, y el mensaje «Nós tamén sentimos vergoña». En el reverso, una relación de instrucciones que sería ridículo repartir en países como Alemania, pero que aquí se hacen tristemente necesarias. Los dos primeros mandamientos son los dos que más se incumplen: «Limpa a rúa cando faga as miñas necesidades» y «Lévame sempre con correa e, se é necesario, utiliza un bozo adecuado». No es más que lo que ya está recogido en la ordenanza municipal de Betanzos (artículos 25 a 28).

Los folletos serán repartidos por las calles a los propietarios de perros, así como colocados para su fácil acceso en los edificio municipales y las clínicas veterinarias. «También repetiremos el mensaje en la página web y en las redes sociales del Concello... la gente se tiene que concienciar».

También han notado un importante número de perros potencialmente peligrosos, «y que en muchas ocasiones van por la calle, con la correa, sí, pero sin el bozal obligatorio».

Canódromo

Al margen de esta campaña, el Ayuntamiento de Betanzos espera que dentro de un año entre en funcionamiento el pequeño canódromo que se está edificando junto al parque Pablo Iglesias, en el paseo Ramón Beade, un área delimitada y vallada en el que soltar libremente a los perros. El objetivo es completar la explanada adyacente, donde hoy paran autobuses, con la habilitación de una zona de aparcamiento de autocaravanas. Los vecinos consideran que, si bien el canódromo es una buena zona para el esparcimiento para parte de la gran población canina de Betanzos, la instalación se encuentra muy lejos de los barrios más poblados, lo que incluso obligará a desplazarse allí en coche con la mascota. Por otro lado, no va sin tiempo la construcción del canódromo: el gobierno del socialista Ramón García lo había anunciado en el 2013, cinco años ya.

Pero con todas estas medidas, el Ayuntamiento de Betanzos confía en llevar a niveles mínimos la suciedad canina en los parques. «Ya no solo es la deyección que queda sino que más de una vez algún perro sin correa se ha escapado y ha estado a punto de provocar un accidente», recalcan desde el Concello. El servicio de limpieza municipal se queja de llevar la peor parte cuando toca cortar el césped. «Hai donos que fan que recollen,...», indican. Para estos operarios las zonas más maltratadas son la plaza Francisco Iglesias González y sendos parques en As Cascas y O Carregal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El Concello de Betanzos quiere poner fin a los perros sin correa por la calle