Toga y mazo para una jueza de 26 años

Solo dos años después de licenciarse en Derecho, Ana Eirea aprobó las oposiciones y ayer tomó posesión como titular del juzgado de Instrucción número 2 de Pontevedra


El caso de Ana Eirea Costoya es totalmente excepcional. Esta joven de Betanzos no solo consiguió aprobar la oposición a jueza con 24 años, sino que dos después toma posesión en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. La trayectoria de esta joven es extraordinaria. Eso no se puede negar. A pesar de haber hecho un bachillerato de Ciencias, decidió que lo suyo sería el Derecho, aunque no quería ejercer de abogada. Se licenció por la Universidade da Coruña y solo dos años después, ya había aprobado las oposiciones a juez, unas de las más complicadas y que rara vez se aprueba a la primera, como ella hizo.

Dice que se lo debe todo a su familia por el apoyo que le proporcionaron y a la jueza Nuria Fachal, que fue la que la preparó y confió en sus capacidades. Pero el camino hasta la toma de posesión no fue rápido. Tras aprobar la oposición, Ana tuvo que realizar nueve meses de formación en Barcelona, en la Escuela Judicial. Su nuevo destino, el tribunal de Instrucción 2 de Pontevedra, en el que tomó posesión ayer, en el mismo acto que su colega Guillermo de Miguel Ferrer, titular del número 5.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Toga y mazo para una jueza de 26 años