Prudencia ante las obras de Fomento

Vecinos de A Ribeira desconfían de que los trabajos en la N-651 sirvan para impedir los desbordamientos

.

betanzos / la voz

«¿Que van facer obras aquí?». Así reacciona Fernando, conocido como Pancho O da Area, ante la pregunta de qué le parece el anuncio del inicio de la actuación de Fomento en la N-651 a su paso por Betanzos para minimizar las inundaciones.

«Todo o que fagan por mellorar está ben feito, pero hai que ver que van facer e como», comenta desconfiado Pancho, que a sus 73 años afirma haber vivido toda la vida en A Ribeira. Es por eso por lo que declara «estar afeito ás inundacións». Con él está su amigo José Luis Bonilla, «pero non o das patacas», bromea. Ambos se muestran prudentes ante el inicio de las obras. «Se van durar catro meses non sei. Eu penso que unhas obras para solucionar isto terían que durar mínimo un ano», expone Pancho. Para este jubilado la solución para evitar nuevas inundaciones está «en instalar unhas válvulas nas tubaxes para que así unha pelota impida o paso da auga cando o río está cheo».

Actualmente, los vecinos del barrio más perjudicado por los desbordamientos consideran que el origen del problema está en «los desagües de la acera. Si llueve mucho se atascan y no absorben el agua y eso unido a la marea alta que traspasa el malecón por las escaleras de entrada ocasionan que se inunde toda la carretera», manifiesta Ramón Migal Cahaza. Asimismo, los residentes del área creen que «a solución non é tan complicada. Hai cidades como Nova York que teñen casas á beira do río e isto non pasa» comenta Pancho.

Satisfacción del Concello

Por su parte, desde el ejecutivo local manifestaron su satisfacción ante el inicio de unas obras que esperan minimicen los efectos de las inundaciones y explican que «se trata de una actuación con un procedimiento administrativo de carácter urgente». Además, el alcalde, Ramón García, expreso que «se mantenía desde hace meses contacto con el Ministerio, y se incrementó tras las inundaciones del pasado mes de marzo».

Las tareas mejorarán el sistema de drenaje para evitar desbordamientos

Fomento destina 0,98 millones de euros a las obras de mejora del sistema de drenaje mediante la que se persigue proteger la N-651 de nuevas inundaciones. El organismo explica que la red de desagüe actual está compuesta por un conjunto de sumideros ubicados en la margen interior de la calzada, próximos a las viviendas. La solución prevista para resolver los problemas que presenta el sistema pasa por cerrar el murete del malecón y acondicionar las zonas de acceso de las embarcaciones, instalar válvulas antirretorno en la red existente, construir un sistema de drenaje complementario, instalar un pozo de bombeo con grupo electrógeno controlado telemáticamente y reponer los pavimentos dañados por las inundaciones. Se prevé que los trabajos duren cuatro meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Prudencia ante las obras de Fomento