La carta feliz de Silvia

Toni Silva COIRÓS / LA VOZ

BETANZOS

César Delgado

Ha revolucionado el Chuac al colgar en el tablón un texto titulado «¿Por qué tengo cáncer y no estoy triste?»

01 may 2018 . Actualizado a las 11:11 h.

En un tablón de la planta de oncología del Chuac cuelga desde hace días una bomba de emociones. Es una carta abierta a todo aquel que pase delante, enfermos en su mayoría, y cuyo título puede sonar a pura provocación: «¿Por qué tengo cáncer y no estoy triste?». La firma Silvia Turnes, una joven de Betanzos de 32 años que lucha contra un sarcoma. Desde el tablón dispara balas como estas: «No me estoy muriendo más que cualquiera que esté leyendo esto ahora»; «Y si me equivoco y esto puede conmigo habré sido feliz durante el proceso, en lugar de desperdiciar mi último tiempo de vida estando deprimida...». También en su Facebook cuelga esta carta que se ha convertido en una rebelión contra la actitud pesimista para afrontar el cáncer.

Visitamos a Silvia en su casa de Coirós, su residencia desde los últimos cinco años. Basta ver el pañuelo de colores con que oculta la caída del pelo para comprobar que estamos ante la vital autora de la carta: sobre su cabeza brillan todos los colores del universo.

Sin bajar la guardia de la sonrisa, describe cómo en octubre descubrió ese extraño bulto incrustado en la cadera, al que luego los médicos le presentaron como sarcoma. «Es el 1 % de los tumores malignos y está considerado como una enfermedad rara», relata Silvia, que no deja que el relato le estropee el chiste: «Es que soy rara hasta para eso [ríe]... como siempre, la oveja negra de la familia». Y mientras lo dice, descubre el hombro izquierdo para mostrar eso, una oveja negra de pose cómica sobre una leyenda que dice: «No quiero ser como tú».