Hugo sopló a 100 kilómetros por hora

Hubo multitud de desperfectos y se cortó el túnel de Juana de Vega al paseo por precaución


A CORUÑA / LA VOZ

Los avisos estaban activados y, como se temía, la ciclogénesis explosiva no pasó desapercibida. «Salimos para diez intervenciones en plena madrugada», resalta el sargento del servicio de Bomberos coruñés, Francisco Gómez. «No damos abasto» o «estamos desbordados» fueron dos de las frases más repetidas. Los cuerpos de seguridad municipales atendieron más de 80 incidencias solo hasta las 14.00 de la tarde, según el Ayuntamiento. Ninguna de gravedad. Entre las más aparatosas, los desprendimientos del tejado en la facultad de Ciencias, en Zapateira, y la caída de un andamio sobre varios vehículos en Ramón y Cajal. Cubiertas desprendidas, contenedores movidos y ramas invadiendo la calzada protagonizaron los partes y se cortó, por precaución, el túnel de Juana de Vega en dirección al paseo toda la tarde. Los vientos tuvieron rachas de hasta 100 kilómetros por hora. Las playas, parques y los jardines siguen cerrados hoy por la alerta naranja.

Hugo arrasó con antenas, vallas publicitarias y en el Chuac voló unos paneles situados a 35 metros de altura. «El viento complicó los trabajos para fijarlos», reconoce Francisco Gómez. En Sada al menos cuatro árboles cortaron vías secundarias. En Miño fue un rayo el que destrozó parte de un tejado mientras que en Arteixo salieron despedidas unas planchas almacenadas en la cubierta de una guardería y otras en una nave situada cerca del Burger King. «No pudimos hacer el relevo», subrayaron los bomberos de Betanzos a las seis de la tarde y de incidencia en incidencia desde el alba.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Hugo sopló a 100 kilómetros por hora