Caída de Internet en el consistorio de Betanzos y en el ambulatorio de Miño

Dolores Vázquez MIÑO, BETANZOS / LA VOZ

BETANZOS

CESAR DELGADO

Desde Movistar se achacó el fallo a una avería que afectó a 1.000 clientes

03 nov 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La comarca sufrió ayer una avería que afectó a la fibra óptica de Movistar, lo que dejó sin Internet a numerosos clientes en varios municipios, entre ellos el consistorio de Betanzos y el centro médico de Miño, dos de los lugares más sensibles. La incidencia afectó al servicio de Internet, imposibilitando que se pudiera acceder a la Red o que se llevaran a cabo trámites en línea, y también al servicio telefónico.

Desde la compañía se indicó que el problema fue derivado de una avería en un centro de transformación y que estiman que se vieron afectados alrededor de 1.000 clientes. Asimismo, la compañía puntualizó que a las 12.30 de la mañana se consiguió una recuperación puntual del servicio y que estaban pendientes de contar con nuevos equipos para reponer el que se había estropeado. Además, precisó que esperaban que durante la jornada de ayer se hubiera solucionado el fallo en todos los lugares afectados por el corte del servicio de fibra óptica.

Sin poder dar citas

Uno de los espacios a los que afectó fue el centro de salud de Miño, en el que, según indicaron, se consiguió, gracias al envío de un técnico desde Santiago, restablecer la conexión de Internet alrededor de las doce y media del mediodía y el servicio de teléfono un poco antes.

El personal del centro pudo atender a todos los pacientes que tenían cita, aunque no se lograse acceder a la historia clínica, y también a las urgencias que se presentaron, sin embargo tuvieron que pedir a las personas que solicitaban cita médica que volvieran o llamaran más tarde, ya que era imposible inscribir sus peticiones.

«Non podo chamar á ambulancia»

No fue la única incidencia de Movistar en la comarca. Vecinos de Cesuras aseguran que llevan dos meses sin poder conectar con los números que empiezan con cero desde los teléfonos fijos. «Nós, por exemplo, non temos móbil, e non podo chamar nin á ambulancia se a preciso», explica Francisco Bujía, vecino de Dordaño y que asegura que en la zona son muchas las familias afectadas por el mismo fallo. Afirma que llevan así dos meses y que los reportes de la avería a la compañía telefónica no han solucionado su problema. «Chámoos todos os días dende o día 11, para ver se o amañan, e sempre me din que o están revisando», comenta.