El bajo nivel del Mendo compromete el futuro abastecimiento de Betanzos

El Concello reducirá la limpieza de las calles e invita a los vecinos a bajar el consumo, «sobre todo en regadíos»


Betanzos / La Voz

Mientras toda la comarca vigila el perfil de playa en que se está convirtiendo el embalse de Cecebre, a Betanzos le preocupa el escaso caudal con que desciende el río Mendo. Ni el Concello ni Viaqua, la concesionaria del servicio de agua, quieren lanzar las alarmas, pero reconocen que la situación empieza a ser bastante preocupante. «En este mes de octubre, el nivel del río es muy inferior al de octubre de otros años», reconoce Luis Morón, gerente de la zona norte de Viaqua. Asegura que el servicio no corre peligro, «porque la captación está ubicada en una pequeña presa», pero se ha intensificado la búsqueda de fugas en la canalización para minimizar las pérdidas de agua. «De momento la situación no es crítica, pero debemos ser muy cautos con el consumo», recomendó el portavoz de Viaqua, para quien las ansiadas precipitaciones provocarán otro problema en los grifos de Betanzos como es el de la turbidez. «Las primeras lluvias suelen ser torrenciales y el tratamiento no está preparado para casos así», avanzan.

Desde el Ayuntamiento de Betanzos comparten el discurso que descarta «de momento» las restricciones. No obstante, la Administración local quiere ser la primera en reducir el consumo en actuaciones como riegos y baldeos en las calles. E invita a los vecinos a actuar de la misma forma, utilizando el agua imprescindible, con hincapié en los regadíos. «El nivel del caudal del río es de los más bajos que se recuerdan en el último decenio, por lo que si no se produjesen precipitaciones a corto plazo sí podría haber problemas», auguran desde el Concello. Y en ese caso sí pondrían en marcha un programa de restricciones de agua, pero reiteran que el suministro, «actualmente», está garantizado, en parte por las recientes obras en la zona de la captación de agua «para mejorar la capacidad de absorción dadas las características del río Mendo». Algunas fuentes del casco urbano y de otras parroquias también se han visto afectadas por la sequía.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Betanzos también ha puesto en conocimiento de Augas de Galicia la situación. Además, durante los últimos días en la Casa Consistorial se multiplican las solicitudes de vecinos que quieren enganches a la red de agua una vez que sus pozos particulares están prácticamente secos, al igual que ocurre en municipios colindantes como Paderne, donde vecinos de la parroquia de Obre, en la que no hay traída, están con los pozos bajo mínimos.

Paralelamente y al margen de este inicio de crisis hídrica en Betanzos, la Consellería de Medio Ambiente, junto con el Concello, tiene previsto ejecutar mejoras en la planta de tratamiento de agua tras la firma de un convenio de un millón de euros, entre otros objetivos, para incrementar la capacidad de regulación y optimizar los procesos de potabilización.

También desde Betanzos alertaron recientemente a Augas de Galicia de la presencia de voluminosos troncos en el cauce que pueden provocar inundaciones «en cuanto empiece a llover».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El bajo nivel del Mendo compromete el futuro abastecimiento de Betanzos