La obra de Alfonso Molina llegará al 2021

Las inversiones del Estado tocan fondo con alrededor de 53 millones frente a los 90 del 2016


a Coruña / La Voz

Fomento prevé invertir 12,5 millones hasta el año 2021 en la ampliación de Alfonso Molina. La avenida, que registra el paso de más de 110.000 vehículos diarios es el principal acceso a la ciudad. El ministerio, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado publicado ayer, cuenta con gastar este año 2,5 millones en Lavedra, aunque el inicio de las obras continúa sin fecha.

La ampliación de Alfonso Molina, que se pagará con un aumento de la tarifa de los peajes de la AP-9, es la principal obra prevista durante los próximos años en la ciudad, a la que llegan cada vez menos fondos del Estado tras el fin de las grandes infraestructuras ejecutadas en los últimos mandatos, que no han sido sustituidas por nuevos proyectos.

Durante este año, el Estado gastará en la ciudad y su área metropolitana cerca de 53 millones de euros, aunque esa cifra podría variar cuando se desglosen las partidas destinadas a toda la provincia. Pero aunque esa cuenta sea favorable, las inversiones finales estarán con seguridad muy por debajo de los 90 millones presupuestados en el 2016 o los más de 96 del 2015, años en los que se afrontó el grueso de las obras de Langosteira, y de la ampliación de Alvedro, o la construcción de la tercera ronda.

El puerto exterior

El principal receptor de fondos en la comarca seguirá siendo el puerto exterior de punta Langosteira, que contará con más de 11,7 millones de euros para la construcción de un nuevo muelle de 350 metros, la habilitación de las explanadas o el cierre perimetral de las instalaciones. Esas obras están financiadas por la Autoridad Portuaria, que también reforzará el morro del dique de abrigo, o dedicará casi 3,5 millones a obras en el puerto interior, donde se reformará el edificio de control de acceso a San Diego y se mejorarán las redes de sistemas antiincendios, entre otras obras.

La gran ausente es la partida para el tren al puerto exterior. Solo están consignados 31.000 euros, que se dedicarán a la finalización del proyecto, del que depende el cálculo de los costes totales de la infraestructura.

Infraestructuras viarias

Alfonso Molina no es la única carretera que aparece en los presupuestos, aunque sí la única que supera la fase de estudios. Ahí se queda el vial 18, que unirá la AP-9 y la tercera ronda, que contará con 100.000 euros para los trámites previos a su construcción, estimada en más de 18 millones y que se alargará hasta el 2021.

Más complicado aparece el futuro de la ampliación del puente de A Pasaxe. Fomento ha presupuestado casi 575.000 euros entre este año y el que viene, que se destinarán a la redacción del proyecto y otros trámites. Pero el inicio de las obras y su coste total no aparece en las cuentas. Es un retroceso con respecto al texto del 2016, que estimaba su coste en casi 25,9 millones y situaba el fin de la obra en el 2019. En el área metropolitana hay previstas otras inversiones, entre las que destaca la esperada reforma del cruce del Sol y Mar, en Oleiros.

Del aeropuerto al tren

Alvedro es otro de los grandes receptores de fondos, aunque en mucha menor medida que durante los últimos años, cuando las obras de ampliación de la pista requirieron decenas de millones. Este año el grueso de los fondos se destinará a ayudas a la navegación y a pagar las últimas fases de la reforma de la terminal.

Hay más novedades en materia ferroviaria, con la inclusión de fondos tanto de Fomento como del ADIF para mejorar la anticuada línea hasta Ferrol y salvar el baipás de Betanzos.

¿Y la estación intermodal?

La nueva estación que aunará tren, bus y coche, y se construirá aprovechando la actual de San Cristóbal, no aparece con partida propia en los presupuestos. Esa infraestructura sí estaba presente en las cuentas del 2016, aunque solo con un millón de euros que no llegó a ejecutarse. Fomento, mediante un comunicado, explicó que está prevista una inversión de más de diez millones para las estaciones intermodales, aunque solo concretó que se destinarán tres a la de Vigo, sin precisar cuánto se dedicará a las demás.

El futuro de la ría de O Burgo

El dragado y recuperación de la ría de O Burgo, prometido desde hace años, contará este año con un millón de euros, y Medio Ambiente prevé gastar otros seis hasta el 2020 para completarlo. El problema es que se trata de las mismas cifras que citaba el proyecto de presupuestos del 2016, solo que con un año de retraso, que se suma a los anteriores. En la actualidad, la obra sigue pendiente de que Medio Ambiente resuelva las alegaciones y estudios previos a su arranque.

Proyectos repetidos

Además de que la cifra total de inversión se reduce con respecto a años anteriores, parte de las infraestructuras que aparecen en los presupuestos proceden de ejercicios anteriores, cuando solo fueron ejecutadas en parte o ni siquiera llegaron a ponerse en marcha los trabajos.

Un ejemplo es la reforma de la sede de la Real Academia Galega, otro tanto ocurre con las mejoras proyectadas en el Centro Oceanográfico, que según las cuentas aprobadas en el 2014 debían estar listas al año siguiente.

En el área metropolitana hay más ejemplos. La mejora del firme del AC-12 se presupuestó para el 2016. Lo mismo ocurre con la reforma del enlace de Meicende o del de A Rocha, en Cambre.

Lo mismo podría ocurrir con las cuentas de este año, ya que los presupuestos solo son una previsión de gasto y, aunque convenga, no es obligatorio ejecutarlos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La obra de Alfonso Molina llegará al 2021