El transporte metropolitano solicita un carril de alta ocupación en el centro

Calculan que el acceso de los autobuses evitará la presencia de 13.000 coches diarios

.

A CORUÑA / LA VOZ

Las empresas concesionarias del transporte metropolitano quieren entrar en el centro de A Coruña. Así de claro es el mensaje que enviaron a los usuarios, y, sobre todo, a las Administraciones implicadas. Fernando Míguez y Juan Gómez Piña, responsables de las compañías Cal Pita-Asicasa y Arriba, respectivamente, presentaron ayer un estudio que desmenuza la realidad del transporte metropolitano en el área de A Coruña, dejando sobre la mesa una serie de medidas con la intención de incrementar la calidad, el servicio y la competitividad en las líneas que operan desde los concellos de Oleiros, Cambre, Culleredo, Carral, Sada y Betanzos, de donde llegan a la ciudad cerca de 17.000 personas al día.

Una de las propuestas más llamativas expuestas fue la de habilitar un carril para vehículos de alta ocupación (VAO) en el centro de la ciudad. Es decir, para transporte público o para el privado con más de un ocupante. Comenzaría en Linares Rivas hasta Entrejardines, con vuelta por la Avenida do Porto y plaza de Orense, para finalizar en el punto de partida. En este recorrido entrarían en el centro entre quince y veinte autobuses diarios con una frecuencia de una hora.

Con esta medida se intenta «mejorar el servicio al usuario habitual de este medio de transporte y evitar las pérdidas de tiempo en los transbordos, además de reducir cerca de 13.000 coches al día en la entrada de vehículos particulares, de los 50.000 que llegan habitualmente», aseguraron los responsables de las empresas. «No somos enemigos del transporte urbano -aseguró Míguez-. Se trata de dar un mejor servicio a los usuarios, pero sin ofrecer paradas más allá de las necesarias», matizó. Fernando Míguez continuó señalando que este servicio mejoraría la integración y competitividad de las redes de los buses urbanos y metropolitanos.

En definitiva, la idea, según los ponentes, es dar una «mayor fluidez al tráfico», lo que reduciría los tiempos de desplazamiento, se evitarían los problemas de aparcamiento y se lograría un impacto positivo en el pequeño comercio. 

Cambiar el coche por el bus

Las compañías de transporte metropolitano argumentan su deseo de entrar en el centro de la ciudad. Según las conclusiones del estudio presentado ayer, un 41,8 % de los actuales usuarios del vehículo privado estarían dispuestos a usar el autobús si este entrase en la ciudad; mientras que un 65,5 % de los pasajeros que utilizan los autobuses habitualmente los emplearían con más frecuencia, según los mismos datos. En cuanto al perfil de los viajeros, la mayoría son mujeres, un 66 %, frente a un 34 % de hombres, y, por rango de edad, los jóvenes de entre 18 y 24 años son quienes más lo utilizan, al no disponer de otro medio de transporte. Además, otro de los datos más llamativos del estudio lo encontramos en la finalidad de los desplazamientos, donde gana por goleada el uso del coche privado para ir a trabajar, con casi un 50 % de los usuarios, frente al 39 % que utilizan el autobús.

Con todos estos datos en la mano, los representantes de las compañías de transporte metropolitano animan a los concellos implicados en este proyecto a poner a disposición de los usuarios aparcamientos disuasorios para que los viajeros dejen ahí sus coches particulares y se trasladen en autobús a su destino. También luchan con inconvenientes como mejorar la frecuencia, no dejar al viajero en su punto de destino y la incomodidad de los autobuses, que son los principales motivos por los que no se apueste por el transporte público, aseguraron los empresarios.

Votación
4 votos
Comentarios

El transporte metropolitano solicita un carril de alta ocupación en el centro