Señales manuales contra «fitipaldis»

Los vecinos de la calle Mandeo de Betanzos pintan límites de 40 kilómetros por hora

Las improvisadas señales de 40 por hora se reparten por varios puntos de la calle Mandeo, a las afueras de Betanzos.
Las improvisadas señales de 40 por hora se reparten por varios puntos de la calle Mandeo, a las afueras de Betanzos.

Betanzos / La Voz

En un trapo atado a un palo, en un contenedor de papel, en el asfalto, en las paredes... la calle Mandeo de Betanzos tiene señales de tráfico no homologadas y con un mismo mensaje: por allí debe circularse, como mucho, a cuarenta por hora. La calle Mandeo es más bien una carretera, que se adentra en los municipios de Paderne e Irixoa. Así que no son pocos los que, al entrar en Betanzos, mantienen aquí el ritmo de vía secundaria. Los vecinos han transmitido sin éxito innumerables quejas al Ayuntamiento. Por eso, desde hace varias semanas, irrumpen junto a la calle-carretera estas señales grafiteadas con un acento de desesperación. Uno de los vecinos es el sacerdote Manuel Ares Faraldo. «Hai xente que vai moi lanzada, hai bastantes tolos, eu mesmo teño ido ao xulgado como testemuña dalgún atropelo», recuerda el veterano religioso. No se refiere al accidente del pasado mes de noviembre, cuando murió atropellada una mujer que cruzaba para bajar la basura. Aquella tragedia acentuó las quejas de esta barriada que se siente discriminada. Además de no contener la desmedida velocidad de los cientos de vehículos que pasan al día, reclaman más pasos de cebra y una mejor iluminación.

Y el semáforo

También denuncian que el semáforo en el que desemboca la calle -para unirse a la carretera de Ferrol- se lo saltan en rojo numerosos vehículos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Señales manuales contra «fitipaldis»