Descubren unos restos que atribuyen al castro de Untia de Betanzos

Toni Silva BETANZOS / LA VOZ

BETANZOS

Los arqueólogos han recogido pequeñas piezas de cerámica castrexa y han identificado un foso que interpretan como la línea externa del poblado

29 mar 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El castro de Untia podría haber aflorado a la superficie. No son conclusiones definitivas, pero sí una hipótesis muy sólida en la que está trabajando un equipo de arqueólogos. El descubrimiento se ha producido recientemente en el número 8 de la rúa do Castro, la calle que sube hacia la vieja casa consistorial.

Allí, las obras de un empresario que está construyendo un hotel en este transitado punto del casco histórico de Betanzos se tropezaron con unos restos de cerámica castrexa que hicieron saltar las alarmas. Fue en el subsuelo de esta finca donde asomaron unas pequeñas piezas, así como un foso de protección que circunvalaría la croa del castro, sobre el que se asienta el núcleo del actual casco histórico.

La cerámica está actualmente custodiada por los arqueólogos contratados para esta sensible operación, que ha agitado a los técnicos municipales implicados ya que, de confirmarse, estarían ante un hallazgo de especial importancia por su vinculo con la documentación del castro de Untia.