«En diez años nunca hemos dejado de crecer»


Los padres de Pablo López crearon hace alrededor de treinta años los Viveiros A Angustia, situados en Betanzos. Hace diez que su hijo se convirtió en el responsable de este negocio familiar que desde el inicio se dedica, sobre todo, a las plantas de huerta.

-Desde que empezó a trabajar en A Angustia, ¿qué cambios ha notado?

-Nosotros seguimos haciendo, básicamente, lo mismo desde el inicio, que es el cultivo de plantel hortícola. Lo que han cambiado son las instalaciones, ya que las intentamos mejorar todos los años. La verdad es que no tenemos mucha opción, pues el mercado exige ese tipo de cambio para que se pueda seguir produciendo con calidad y respondiendo a las exigencias de los clientes.

-¿Nota alguna alteración en la demanda debido a la crisis?

-Hay algunos empresarios del sector que dicen que sí, pero nosotros aquí no notamos nada. En diez años nunca hemos dejado de crecer. Cada año tenemos más clientes que el anterior; nunca estuvimos en crisis.

-¿Quiénes son sus clientes habituales?

-Son, casi siempre, agricultores aficionados, que tienen sus huertas de fin de semana. Pero, si hace unos años esos agricultores eran, sobre todo, gente mayor, desde hace dos o tres hay mucha gente joven que llega aquí en busca productos ecológicos.

-¿Cuáles son los productos más demandados?

-Lo que vendemos más es, sin ninguna duda, la lechuga. Después la gente también busca mucho el pimiento de padrón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«En diez años nunca hemos dejado de crecer»