Muere un triatleta aficionado al chocar con su bicicleta contra un camión en Bergondo

D. V. BERGONDO

BERGONDO

Pedro Manuel Alonso, de 52 años y bombero en Arteixo, había sobrevivido a un accidente similar hace tres años que lo llevó a la uci

18 jun 2020 . Actualizado a las 20:40 h.

Un ciclista perdió la vida, sobre las 15.20 horas, en Bergondo al chocar de frente contra un camión. El suceso se produjo a la altura de San Paio, en la carretera que baja de Guísamo a la altura del bar El Chiquitero, en una zona en donde la existencia de una vivienda estrecha el paso.

Pedro Manuel Alonso Prado de 52 años y vecino de O Carballo (Oleiros) bajaba junto a otros tres compañeros desde Guísamo y de frente circulaba un camión de pienso que lo alcanzó. Pedro Alonso era bombero y se había incorporado en el 2004 al parque comarcal de Arteixo, donde sus compañeros mostraron su pesar por la pérdida. Pedro Alonso era un gran deportista, que entrenaba para participar en triatlones y pruebas de ironman. Sin embargo, otro accidente ciclista, ocurrido hace tres años, lo llevó primero a la uci y sus secuelas le impidieron volver a trabajar.

«Salió de aquella de milagro, se le había cruzado un perro», explicaba un compañero de parque tras conocer la noticia. Debido al accidente había sufrido fracturas en la cabeza, clavícula y seis costillas, unas lesiones que le impidieron participar en el ironman de Hawaii.

El bombero, que compartía su vida con su pareja y no tenía hijos, tuvo la mala suerte de caer ante el camión en una zona estrecha de la carretera que une Guísamo con Cecebre. «Se vio muy justo y cayó bajo la rueda», explicaron compañeros que se acercaron a la zona.

La alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, reconoció que el accidente se produjo en un punto complicado para la circulación.  «É unha guerra de hai moitos anos. Levamos sufrindo toda a vida os problemas dunha vía que é moi estreita. A primeira fase de ampliación xa se executou por parte da Deputación pero habería que levar a cabo o proceso de licitación da segunda fase, con todos os inconvenientes que poida ter, xa que a seguridade viaria é máis importante que un peche que para nós non ten ningún valor a efectos patrimoniais», apuntó, al tiempo que lamentó el fallecimiento del ciclista.

Las muestras de pesar se sucedieron en cuanto trascendió la noticia, tanto desde la Diputación de A Coruña, como desde el parque de bomberos de A Grela, y Protección Civil de A Coruña, donde el fallecido había colaborado como socorrista y voluntario hasta el 2005.

Al lugar del accidente se desplazó la Policía Local y Protección Civil de Bergondo, Guardia Civil y Bomberos de Betanzos, pero no se pudo hacer nada por salvarlo.

La muerte del ciclista en una carretera de Narón pudo ser por causas naturales

M. Arroyo

Las primeras investigaciones apuntan a que pudo ser una causa natural la que provocó la muerte de un vecino de Neda este fin de semana en Narón cuando circulaba en bicicleta. La autopsia practicada esta mañana no arrojó resultados concluyentes y se enviará el informe a Madrid. Según los primeros datos, sufrió un infarto y un fuerte traumatismo en la cabeza, pero no se pudo determinar qué ocurrió primero. El hombre ya había sufrido un infarto tiempo atrás.

La víctima, Diego Antonio Montero Martínez, nacido en 1953, fue hallado en uno de los márgenes de la carretera DP-5405, en la parroquia naronesa de Castro. Viudo, era un hombre muy conocido en el municipio nedense, donde regentaba el bar Monsal, en A Muchiqueira, al pie de la carretera general y próximo a la gasolinera de Falcón.

Seguir leyendo