Guísamo crece 120 metros

Conservación de Carreteras aprovecha el cambio de señales para delimitar mejor el núcleo de población


Bergondo

Guísamo creció ayer al mediodía. Lo hizo sin pompa oficial y de la mano de Fomento, una Administración a la que los vecinos han demandado con insistencia en los últimos años semáforos, pasos de peatones y otras mejoras de seguridad. Un simple cambio en la señalización, realizado por el personal de Conservación de Carreteras, permitió anexionar unos 120 metros en dirección a Betanzos ante la incredulidad de quien aún se topó con las dos señales. La renovación de los carteles que informan del principio y fin del núcleo ha permitido atender la petición de los vecinos, que aseguraban que Guísamo acababa más allá, en la zona conocida popularmente como A Casilla y que la señalización anterior dejaban ya en la zona de Raxás, que ya pertenece a otra parroquia, la de Vixoi. La renovación, sin embargo no se realizó para atender la demanda vecinal, sino para adaptar las señales a la nueva normativa, ya que ahora son reflectantes y de alta visibilidad de noche. Una cuestión que se aprovechó para delimitar mejor la frontera del núcleo más poblado de Bergondo

«O que din os veciños que viven aquí é que teñen problema cos carteiros, nós puxémola onde marca o plano do Sigpac, pero din que aínda é máis adiante. A xente maior sempre ten algo razón», indicaron los operarios aludiendo al sistema de información geográfica de parcelas y a lo que llevan oído en sus años atendiendo ese punto. El retroceso de las señales hace que un par de inmuebles en ambas márgenes de la N-VI estén dentro de Guísamo, sumando con ello residentes a una zona en la que el INE reconocía 1.436 vecinos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Guísamo crece 120 metros