Bergondo propone a la Iglesia la cesión de la rectoral de Guísamo como centro social

El Concello remarca que el inmueble se está deteriorando y cifra el coste de la rehabilitación en 363.000 euros


Bergondo / la voz

Numerosos inmuebles eclesiásticos no cumplen ya su función y desde los concellos ven en ellos una oportunidad de aprovechamiento, más cuando el tiempo hace mella en los edificios. Este es el caso de la casa rectoral de Guísamo, sobre la que el Concello hizo ya un intento hace dos años para que desde el Arzobispado se respaldase una dación o una cesión. Su petición iba acompañada de un informe del arquitecto municipal en el que se indicaba que serían necesarios 350.000 euros para asumir su arreglo, una cifra que sube ahora a los 363.000, lo que corrobora la tesis de la alcaldesa, Alejandra Pérez, de que «co paso do tempo o inmoble segue a deteriorarse, e a inseguridade se agudiza», por lo que cuando más se demore una actuación la rehabilitación será más onerosa.

Este un coste nada desdeñable, aún siendo una estimación sujeta a un futuro proyecto, y se matiza que habría que sumarle los fondos para dotarlo de mobiliario y la adecuación exterior.

Setenta años de cesión

El Concello propone la donación o cesión por un período de 70 años y avanza que lo que se busca es un uso público para los vecinos de Guísamo, asumiendo, como ha pasado en casos similares, que desde la Iglesia se pida que se le reserve algún espacio para actividades.

La regidora aprovechó también su petición al vicario xeral del Arzobispado de Santiago, Víctor Maroño, para mostrar su interés por la casa rectoral de Lubre, un inmueble más pequeño, de unos 125 metros cuadrados, pero que se encuentra también en una situación de abandono y desuso, y que lleva muchos años sin cumplir su función como rectoral.

La regidora remarca que tanto para el Concello como para los vecinos de Lubre los equipamientos públicos en la zona no son suficientes y el poder contar con la rectoral para uso social o cultural sería «moi positivo».

El inmueble presenta problemas de humedades, por lo que desde el Concello estiman que se requeriría una actuación de impermeabilización, un cambio de ventanas, la reparación de tejado y la instalación de calefacción para poder ser utilizado. La regidora avanza que se esperará a que el Arzobispado asuma la petición, que remarca que podría ser un período menor que lo solicitado para la rectoral de Guísamo, para realizar la estimación económica de las obras.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bergondo propone a la Iglesia la cesión de la rectoral de Guísamo como centro social