Las obras de la primera fase de la vía Ártabra se iniciarán el próximo verano

La Xunta licitará los trabajos antes de fin de año por 28 millones de euros


Oleiros / la voz

La Consellería de Infraestruturas ya ha remitido al Ministerio de Fomento toda la documentación que le había requerido para poder desbloquear el proyecto de construcción que dará continuidad a la vía Ártabra desde la N-VI. Y una vez que el Gobierno de Madrid también ha autorizado a la Xunta a abordar la carretera en dos fases (la primera será desde la N-VI hasta la AC-221, y la segunda desde AC-221 a la AP-9), los técnicos de Infraestruturas trabajan ya en adaptar el proyecto existente a la nuevas condiciones. Desde la Xunta confirmaron que esa labor la está realizando la empresa redactora del proyecto para que, de esta forma, la primera fase de este nuevo tramo de la vía Ártabra «tenga características de obra completa».

La previsión de la Consellería de Infraestruturas es que el proyecto reformado esté entregado y se pueda supervisar en el mes de noviembre, para que dé tiempo a licitar las obras antes de final de año. Los trámites administrativos para la adjudicación de los trabajos podrían tardar al menos seis meses, con lo que las máquinas posiblemente no empezarán a realizar los desmontes hasta el próximo verano.

En todo caso, tal y como explicaron desde la Xunta, dividiendo el proyecto de la vía Ártabra entre la N-VI y la AP-9 en dos fases se podrá avanzar en la ejecución de las obras hasta que se resuelvan las discrepancias por la conexión con la autopista. Esta medida también permitirá no perder las subvenciones europeas que estaban consignadas en los presupuestos autonómicos de este año para la vía Ártabra y que preveían una inversión en el 2018 de unos cinco millones de euros. Este dinero se suma a los cerca de cuatro millones que se han incluido en los Orzamentos para el 2019.

Por otro lado, la previsión de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade es licitar por 28 millones de euros la primera fase de la vía Ártabra (un tramo de 2,7 kilómetros, entre la N-VI hasta la AC-221, vial que comunica la zona de San Pedro de Nós con Bergondo). Quedaría pendiente de ejecución para más adelante el tramo final de 900 metros, el que conectará con la AP-9, y cuyo presupuesto de ejecución rondaría los siete millones de euros.

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, criticó a finales de agosto la falta de celeridad por parte del Ministerio de Fomento para avanzar en el proyecto de prolongación de la vía Ártabra. El punto conflictivo son las alegaciones presentadas por Audasa al proyecto ya que, si se aceptan sus propuestas, ello significaría retrasar los trabajos. Para evitar esta demora, la Xunta propuso abordar las obras en dos fases, dejando para el final la conexión con la AP-9, donde existen las discrepancias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las obras de la primera fase de la vía Ártabra se iniciarán el próximo verano