Tarjeta amarilla a los árboles ilegales

El Concello y la Xunta se alían para señalizar las plantaciones que incumplen al pie de las vías públicas


Bergondo / la voz

Carteles amarillos han comenzado a poblar desde hace tres días algunas plantaciones de árboles a lo largo de las carreteras públicas de Bergondo. «Atención, arbolado que incumpre as distancias mínimas que establece a lei /2012 de Montes de Galicia», es parte del mensaje junto con el motivo de la infracción y las sanciones a las que se enfrentan los propietarios.

«A xente cumpre nun 80 % dos casos, estes avisos son o primeiro paso, déixaselles un tempo para regularizar e despois faríase un apercibimento e dáselles 15 días para retiralos», comenta el agente forestal José Vieites, del distrito forestal II Bergantiños-Mariñas coruñesas, que explica que llevan tres años con esta campaña, que llega estos días a Bergondo, donde el Concello colabora con material y personal. El trabajo es arduo, no por la instalación de estos avisos amarillos, sino por la localización de las parcelas en una Galicia minifundista. El agente lleva planos para identificarlas. «En moitos casos o problema é localizar aos propietarios e tamén afecta o problema das herdanzas», comenta y reconoce que Bergondo, donde se pretende señalizar en unos quince días los incumplimientos de las plantaciones en los márgenes de las carreteras, no es donde han detectado el mayor número de irregularidades. «Abegondo, Arteixo, Carral o A Laracha son peores porque son zonas máis forestais e con moitas máis hectáreas de monte», explica Vieites. «Chegan a plantar ao pé das cunetas», explica sobre cómo se ha actuado en el pasado, aunque apostilla que las nuevas plantaciones son más rigurosas con una normativa con la que se intenta frenar los incendios

Racionalización

«A xente ten que ter claro que os límites son 10 metros aos camiños, 4 as pistas e 50 as casas no caso de eucaliptos ou pinos, pero de 4, 2 e 15 no caso das frondosas, hai moitos que optan por arrasar con todo e non é o que se pretende», explica Juan Fariña, teniente de alcalde de Bergondo, que indica que la Lei de Montes lo que intenta es controlar los riesgos en las plantaciones, pero no significa que haya que eliminar toda especie arbórea situada en las márgenes de los caminos y que los vecinos pueden aprovechar algunos metros para especies autóctonas.

Fariña reconoce que la instalación de los carteles, que han generado expectación entre los vecinos, suponen una buena manera para que se cumpla la normativa y el hecho de que se haga en verano permite que también se llegue a los veraneantes que tienen propiedades en la zona y que quizás en otra época del año no los verían.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Tarjeta amarilla a los árboles ilegales