Un grafiti daña la rehabilitación realizada en el Castelo de Corbeiroa

El Concello de Bergondo reclama a la Xunta su puesta en valor

.

Bergondo / la voz

Lo que queda del Castelo de Corbeiroa, una batería de costa del XVIII que aparece reflejada en el escudo de Sada, fue rescatado del olvido por una actuación arqueológica de limpieza a finales del 2016. Sin embargo su ubicación, con acceso desde el albergue de la Marina, lo convierten en un monumento poco conocido. La hierba desluce ya esos trabajos de acondicionamiento y los grafiteros han actuado dejando su impronta, lo que ha provocado el malestar del gobierno local de Bergondo, que intenta dar a conocer estos vestigios.

La pintada se descubrió cuando desde el Concello bergondés, la alcaldesa, Alejandra Pérez, reclamó a la Xunta un paso que permita el acceso libre a Corbeiroa, al que ahora se llega desde una puerta, cerrada, situada en el vallado del albergue. La regidora de Bergondo recuerda a la Xunta, en una carta, que Patrimonio Cultural encargó la limpieza y señalización del castillo, que dieron pie a una memoria de los trabajos en el que el arqueólogo Santiago Vázquez Collazo destacaba que estas ruinas «posúen uns valores históricos e patrimoniais moito maiores dos que cabía agardar ou intuír antes da realización dos traballos que se levaron a cabo». En ese informe se indica que los restos tienen un aceptable estado de conservación, y se señalaba como factible la recuperación de elementos afectados, señalando los trabajos que se deberían acometer para preservarlos, como la tala de árboles del entorno que pueden suponer un riesgo y la realización de desbroces regulares. En el texto también se señalaba la necesidad de facilitar el acceso, de documentar las estructuras para analizar las distintas fases constructivas que permitan compararla con otros sistemas defensivos del golfo Ártabro, de recopilar la documentación sobre el monumento y en el que se abogaba, también, por llevar a cabo una intervención arqueológica.

En base a esta memoria y al valor paisajístico que tiene el enclave donde se asienta como mirador de la ría, desde el Concello se ha solicitado que la Xunta acometa mejoras. En este sentido, la alcaldesa pide a Cultura que «se planifique a posta en valor da batería costeira de Corbeiroa e o seu entorno máis inmediato seguindo as recomendacións e propostas de intervención que constan na memoria técnica resultante do control arqueolóxico realizado no lugar a finais de 2016. Especialmente queremos chamar a atención sobre a necesidade de dotar o lugar dun acceso público que a día de hoxe non existe», puntualiza.

Premio para la brigada cívica del Consorcio por la recogida de residuosLa banda de la N-VI

El Consorcio As Mariñas recibió en Madrid la Escoba de Oro por la innovación en su servicio de recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos. Se trata de un galardón que concede la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente y en el caso del Consorcio se ha premiado a la nueva brigada cívica que informa a los vecinos sobre buenas prácticas. Asimismo, esa entidad premió al Ayuntamiento coruñés con la Escoba de Platino en reconocimiento al programa A pé de barrio.

El teniente de alcalde de Bergondo, Juan Fariña, cuestiona los daños realizados por los grafiteros. «É un dos da banda que teñen pintado dende A Coruña ao longo da N-VI. É un delincuente atentando contra o patrimonio», resalta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un grafiti daña la rehabilitación realizada en el Castelo de Corbeiroa