Sillas de ruedas en el parque infantil de Arteixo

A. S. Rodríguez ARTEIXO / LA VOZ

ARTEIXO

atr

El Concello construirá un recinto inclusivo para niños con discapacidad, con columpios adaptados y casitas refugio para menores con autismo

12 mar 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Arteixo proyecta un parque muy especial, un recinto inclusivo y adaptado a las necesidades de personas con cualquier tipo de discapacidad, «y sin excluir a ningún niño». Se ubicará donde está el actual parque infantil junto a la iglesia de Santiago, colindando con el gran parque central de reciente creación. El presupuesto de licitación es de medio millón de euros y desde el Ayuntamiento prevén que las obras podrán comenzar en la segunda mitad de este año. Actualmente se están tramitando los permisos de Augas de Galicia, al encontrarse el recinto junto al paseo fluvial.

El parque infantil inclusivo dispondrá de juegos con rampas que permiten el acceso de sillas de ruedas con plataformas para facilitar el paso por todas las partes. También se instalarán pequeñas casitas de juegos que servirán de refugios para niños con autismo que busquen sus momentos de soledad, o bien puedan observar el entorno con sosiego.

Respecto a los columpios, están pensados para que los menores puedan viajar acompañados, como las sillas con doble asiento para padres e hijos, diseñadas de tal manera que permiten mantener la misma altura de los ojos. El proyecto recoge también el carrusel y el balancín inclusivo, juegos de giro y avance en los que accede una silla de ruedas dejando un espacio holgado para más niños.

atr

Una de las partes más voluminosas es la montaña inclusiva, con una pendiente que permite a las sillas de ruedas alcanzar la cota plana de un metro de altura donde se colocará un tobogán de doble espacio para que los menores se puedan lanzar acompañados.

Una de las pretensiones de este parque es la estimulación de los sentidos. Cuenta para ello con elementos como el conocido tubófono, instalado ya en algunos parques de la comarca coruñesa, y que permite a dos niños hablar a través de unos tubos subterráneos a 25 metros de distancia.

Recorrido sensorial

Las personas con dificultades de visión podrán disfrutar de un recorrido sensorial elaborado por un suelo de diferentes texturas, formado por hormigón, cantos rodados y losa césped. Los colores tienen la misión de dar un significado concreto que ayude a los niños a interpretar el entorno que los rodea.

El proyecto contempla la sustitución de las farolas más próximas al parque por unas balizas que permitan proporcionar una luz más general que aporte una continuidad a todo el recinto. Por último, se prevé como fase final la colocación de plantas aromáticas para estimular el sentido del olfato.

«Teniendo en cuenta la gran oferta de parques que ya hay en las cercanías, pensamos que un parque inclusivo es un complemento necesario para la zona», explica el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo. «Si vemos que funciona, como así esperamos, podríamos extender la idea a otras parroquias del municipio», apuntó el regidor para quien este proyecto inclusivo «reforzará la oferta de ocio al aire libre de Arteixo con un proyecto pensado especialmente para que niños con alguna discapacidad puedan participar en los juegos».