La escuela de Vilarrodís en Arteixo podrá utilizar espacio del centro cívico

Antón S. Rodríguez ARTEIXO / LA VOZ

ARTEIXO

CESAR QUIAN

Arteixo levantará un edificio «versátil» y urbanizará la zona

22 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Arteixo ha comenzado a redactar el proyecto del nuevo centro social de Vilarrodís aunque, en realidad, se trata de un edificio polivalente que permitirá un uso logístico a la escuela infantil de este lugar. Mientras se dibujan los planos con 200-300 metros cuadrados por planta (habrá dos niveles), el Ayuntamiento lleva meses tramitando un plan especial de dotaciones e infraestructuras para conseguir los terrenos necesarios para urbanizar la zona. De hecho, no hay aceras en el entorno de la escuela infantil, que ganaría servicios con el nuevo edificio. «Actualmente no dispone de comedor ni de madrugadores, pero una vez que se construya el centro social, la planta baja podrá estar a disposición de la escuela, bien para hacer grupos más pequeños si las necesidades pandémicas lo requieren o para lo que necesiten», explica el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, quien siempre consideró que Vilarrodís era su particular «deuda pendiente» en materia de infraestructuras.

Y oficinas del Ayuntamiento

Así, esa planta baja del centro cívico será un espacio versátil en función de las necesidades de la escuela infantil y las actividades de los vecinos. Pero en el nivel superior se pergeña otra importante novedad: la creación de oficinas a disposición de trabajadoras sociales y personal municipal. En definitiva, llevar a Vilarrodís una parte de la casa consistorial para facilitar los trámites de los vecinos.

Todo ello, dentro del desarrollo de la unidad de actuación 61, donde se ubican varias parcelas que pasarían a disponer de un entorno más ordenado, con aceras y zonas de aparcamiento. «Tenemos proyectado un espacio de ocio de 3.000 metros cuadrados, con instalaciones deportivas, un parque infantil y una zona verde», añade Calvelo, quien señala que se intentará aprovechar la ubicación de la escuela y el centro cívico junto al río Seixedo «creando un paseo fluvial».