La Fundación San Rosendo ejecuta tras 16 años el derribo de la residencia de Monticaño

Su construcción se había paralizado en el 2003 y la Xunta había declarado ilegalizables las obras


Arteixo / la voz

Este viernes comienzan los trabajos previos para iniciar la demolición de lo que queda de la residencia de Monticaño, una edificación que Política Territorial paralizó en el 2003 y que lleva desde el 2004 con orden de derribo. Urbanismo de la Xunta había declarado «ilegalizables» las obras del geriátrico que pretendía levantar la Fundación San Rosendo y que se iba a convertir en la primera residencia de mayores de Arteixo. Tras varios recursos judiciales y demoras e incluso con la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística decidida a asumir subsidiariamente el derribo, fue la propia promotora de la obra, la Fundación San Rosendo, quien ha contratado los trabajos, cuyo coste tendría que asumir de no hacerlo directamente.

La Xunta había ordenado en su día no solo la demolición de lo levantado, sino la restitución de los terrenos a su estado anterior. El proyecto, en el que se preveían invertir 5 millones de euros, había sido denunciado por el BNG de Arteixo, que cuestionaba que se pudiera levantar en un terreno recogido en las normas subsidiarias municipales como suelo rústico de protección forestal. Aunque el Concello avaló la obra, la Xunta informó desfavorablemente, asegurando que la parcela donde se levantó se asienta en terreno no urbanizable. Desde su paralización el esqueleto construido ha sido pasto de los grafiteros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Fundación San Rosendo ejecuta tras 16 años el derribo de la residencia de Monticaño