Carlos Calvelo: «Fue una sorpresa. Somos conscientes de que aumentan los casos, pero no teníamos perspectiva de que se iba a tomar una decisión unilateral solo en Arteixo»

El regidor considera que si se toman decisiones los viernes, estas tienen que ser comunicadas con rapidez para que se puedan preparar

Imagen de archivo de Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo
Imagen de archivo de Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo

A Coruña

«Nosotros somos realistas y ante el incremento de casos entendemos que se tomen medidas», explica el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo. Aún así, indica que «cualquier decisión que se toma un viernes necesitamos que sea lo más pronto posible para poder informar. Va a suscitar dudas y tenemos que intentar que se haga una interpretación lo más clara posible para que se cumplan las normas». Que las restricciones afecten especialmente al sector de la hostelería tiene su repercusión y, en este caso, «si bien la directriz no dice nada de cerrar los bares, es cierto que muchos solo tienen dos o tres mesas en la terraza y no creo que puedan abrir así».

El regidor reconoce que cuando recibió la noticia «fue una sorpresa. Somos conscientes de que aumentan los casos, pero no teníamos perspectiva de que se iba a tomar una decisión unilateral solo en Arteixo». Como no puede ser de otro modo, afirma que «acatamos las medidas», pero incide en que «quizás habría que realizar un estudio más en detalle, sitio por sitio y hacer un análisis. Arteixo tiene 94 kilómetros cuadrados y 139 núcleos de población. ¿Poner restricciones en las zonas urbanas? Se puede acatar, pero en las más rurales no sé si surtirá efecto».

Movilidad entre concello

Qué va a pasar a partir de ahora es una incógnita. Calvelo resalta que al municipio llegan al día 24.000 vehículos por motivos laborales desde diferentes localidades del área metropolitana coruñesa. Y si los vecinos de Arteixo no pueden ir a las cafeterías, podría ser que se desplacen a otras localidades como A Coruña, Oleiros o Culleredo. «Los vecinos que viven en Meicende tienen A Coruña a cinco minutos», señala el alcalde, quien, a pesar de que sabe que en otras localidades la situación es mejor, considera que «igual las medidas deberían tomarse en el área».

Lo que está claro es que desde la medianoche entran en vigor las nuevas restricciones que se prolongarán, de entrada, cinco días. El Concello tendrá que velar para que se cumplan las nuevas normas y «los medios son escasos para controlarlo». Carlos Calvelo espera que la situación vaya mejorando, ya que por ahora «se está intentando que la curva se aplane y aquí sigue subiendo. Entiendo que son decisiones difíciles de tomar. Sanidade está preocupada por la incidencia e intentan que no se incrementen los positivos ni la presión hospitalaria».

Un hostelero de Arteixo: «Non penso abrir para traballar só coa terraza. Isto é brutal»

Fran Brea
Salvador Garrido, hostelero de Arteixo
Salvador Garrido, hostelero de Arteixo

Los profesionales del sector sufren un nuevo mazazo y algunos dudan de si volverán a retomar la actividad

Viernes por la tarde en Arteixo. Tiempo revuelto, con nubes y claros e, incluso, alguna lluvia. Una combinación perfecta para que, al no ser un día propicio para tirarse en la playa, las calles, las terrazas y los comercios tuvieran mucha concurrencia. Pero la realidad el viernes en el centro de la localidad era bien distinta. Poca gente y los ánimos bajos. En el paseo del Balneario y en la calle de las Flores, zona con varios locales hosteleros, el optimismo brillaba por su ausencia. «É complicado, non sabes como actuar», aseguraba José Manuel Veira desde su vinoteca. «Imos de capa caída, estás limitado en tantas cousas... Agora que fago? Mañá —en referencia a este sábado— non vou a abrir».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Carlos Calvelo: «Fue una sorpresa. Somos conscientes de que aumentan los casos, pero no teníamos perspectiva de que se iba a tomar una decisión unilateral solo en Arteixo»