La víctima de la pelea de Fin de Año en un hotel de Oleiros se había casado hace un año y su esposa estaba con él en la fiesta

Enrique Gueto Cabarcos hizo deporte toda su vida. Jugaba al fútbol en el Batallador y no pasaba un solo día sin practicar ejercicio físico


A Coruña / La Voz

Enrique Gueto Cabarcos hizo deporte toda su vida. Y mucho. Jugaba al fútbol en el Batallador y no pasaba un solo día sin practicar ejercicio físico. De carácter muy afable, según sus amigos, este vecino de Meicende (Arteixo) se había casado hace un año y su esposa se encontraba con él en la cena de Fin de Año del hotel Attica 21 en Batisgueiro, Oleiros. Dicen que ella estaba a su lado cuando él recibió el golpe y que trató de reanimarlo. Luego sufrió una crisis de ansiedad al igual que el resto de los familiares que estaban en la fiesta. Era tal el dolor que el 112 puso en alerta a los profesionales del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias, por si en algún momento fuera necesaria su intervención para prestar apoyo a los allegados de la víctima mortal.

Enrique Gueto era socio de la empresa de radiadores Radigal, que está ubicada en el barrio coruñés de los Mallos, en la calle Eugenio Carré Aldao.

Poco ha trascendido hasta el momento del supuesto autor de los hechos. Solo que fue detenido en el lugar por agentes de la Policía Local de Oleiros, que más tarde lo entregaron a la Guardia Civil. Fue trasladado desde Bastiagueiro a uno de los calabozos del cuartel de Lonzas, en A Coruña. Se espera que entre hoy y mañana sea puesto a disposición judicial como sospechoso de un delito de homicidio.

A punto de ser linchado

Testigos de los hechos relatan que la llegada de los primeros agentes al hotel de Bastiagueiro evitó el posible linchamiento del presunto autor de la agresión mortal, ya que los allegados del fallecido rodearon y zarandearon el coche en el que el agresor se metió para protegerse. Al parecer, personas cercanas al fallecido temían que huyera del lugar en ese coche.

Matan a un hombre de 31 años en una pelea de Fin de Año en un hotel de Oleiros al agredirlo con un cenicero

Alberto Mahía

La víctima se había casado hace un año y su esposa estaba con él en la fiesta de Nochevieja

Son varias las hipótesis sobre el detonante que derivó en la muerte de Enrique Gueto Cabarcos, un hombre de 31 años y vecino de Meicende (Arteixo). Dependiendo a quién se le pregunte, unos hablan de un empujón previo, otros dicen que un insulto, una mala mirada... La Guardia Civil trata de averiguarlo. Lo que sí se sabe es que la víctima celebraba la Nochevieja con su familia en el hotel Attica 21, en Bastiagueiro (Oleiros), y allí coincidió con el hombre que lo mató, que también disfrutaba de la fiesta con un grupo de amigos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La víctima de la pelea de Fin de Año en un hotel de Oleiros se había casado hace un año y su esposa estaba con él en la fiesta