El área lideró la creación de vivienda, quintuplicando a A Coruña en 4 años

Arteixo y Sada suman más pisos entre ambos que la ciudad en ese período


Arteixo / La Voz

Oleiros construyó más viviendas que A Coruña en cifras absolutas durante los últimos cuatro años computados por el IGE. Fueron 292 frente a las 218 levantadas en la ciudad. Pero no solo Oleiros tiró del sector inmobiliario durante el mandato en el que la urbe le echó el freno. Otros municipios del entorno coruñés también sumaron importantes cifras al volumen total de nuevas edificaciones.

Arteixo (123), Sada (96), Abegondo (60), Cambre (60) y Culleredo (57) fueron los más significativos de un listado que suma, excluyendo A Coruña, 798 nuevos domicilios, y sumando a la ciudad, 1.016. Es decir, el área metropolitana multiplicó por cinco la construcción de pisos y unifamiliares de la urbe.

La desproporción, si se tiene en cuenta la población, es notable, pues todo el área suma 435.000 vecinos, de los que más de la mitad (243.000) están afincados en A Coruña.

No hay grandes cambios, eso sí, en los municipios con el censo más reducido, como Mesía, Sobrado, Irixoa o Vilasantar. En ellos, tanto en los últimos cuatro años como en los anteriores, los números del sector no son relevantes. La construcción de vivienda en el último mandato se centró en el cinturón coruñés, absorbiendo este la demanda no atendida por la ciudad.

No es solo la vivienda el único ámbito en el que la estadística pone por delante al entorno coruñés en detrimento de la urbe. Un dato significativo es el de inmuebles de nueva creación de uso no residencial. En ese campo entran desde los servicios públicos y privados hasta las nuevas empresas.

A Coruña y su área sumaron en cuatro años 103.288 metros cuadrados nuevos para esos fines, pero de esa cifra la ciudad solo aporta 1.063 metros repartidos en tres edificios. La comarca computa 124 inmuebles y 102.225 metros cuadrados edificados, es decir, cien veces más pese a aportar menos de la mitad del total de la población. 

Nuevos negocios

La buena marcha de la economía la constatan, por ejemplo, en Arteixo, desde donde explican que en los once meses que van de año se han dado allí 71 licencias de actividad para nuevas empresas y negocios y se han solicitado licencias de construcción para 39 viviendas unifamiliares y para 48 pisos.

La comparativa entre la urbe y su entorno no será igual, seguramente, en los próximos ejercicios, pues María Pita suma permisos en lista de espera para 808 nuevos pisos, a las que hay que sumar otros 88 que la acaban de obtener en dos inmuebles. Con todo, la estadística permite analizar la evolución del último mandato. Tampoco en rehabilitación de vivienda A Coruña superó a su entorno en esos cuatro años: de las 146 que se recuperaron, 63 las aporta la ciudad, pero las 83 restantes proceden del área metropolitana.

«En Arteixo hay mucha vida y se nota que está creciendo»

Un indicador de la situación económica de un municipio es el volumen de licencias de actividad que se conceden. En Arteixo se pidieron 71 este año, entre ellas la de Patricia de Pinho, que abrió hace tres días su salón de uñas, Pati Nails, en el municipio, el último negocio en incorporarse a un censo en constante crecimiento. 

«Abrí en Arteixo porque vivo aquí desde hace diez años, me encanta este municipio y le tengo mucho cariño», dice De Pinho. No es la única causa. Antes de atreverse a dar ese paso sondeó la situación en A Coruña haciendo un estudio de mercado. «Vi que había mucha competencia y además prefería estar cerca de casa», relata, contenta con la decisión tomada. Cree que en Arteixo tiene oportunidades de prosperar: «En Arteixo hay mucha vida y se nota que está creciendo, se ve mucha gente por la calle y mucha para delante de mi salón», apunta De Pinho.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El área lideró la creación de vivienda, quintuplicando a A Coruña en 4 años