La chimenea de Sabón desaparecerá a finales de mes

La cota actual está a 35 metros y será derribada con maquinaria convencional desde el suelo


Arteixo / La Voz

La chimenea de Sabón (Arteixo) apenas asoma 35 metros. El coloso de hormigón que alcanzaba los 200 metros de altura y se convirtió en un icono industrial de esta costa, ya está recibiendo los últimos golpes para su desaparición total. Estos últimos metros, apuntan desde la compañía Naturgy, se retirarán de forma mecánica sin recursos de altura. De este modo, como apuntaba la última previsión, la chimenea será historia definitivamente a finales de este mes.

Fue en febrero del 2017 cuando la empresa anunció las obras que eliminarían una instalación cuyo mantenimiento era especialmente caro. La central térmica de Sabón inició su actividad en el año 1972 con dos grupos de producción de energía eléctrica que utilizaban el fueloil como combustible principal. Gas Natural Fenosa solicitó en el año 2010 el cierre de ambos grupos tras casi cuatro décadas «de servicio», y fue cuando la chimenea se hizo inoperativa. Dos años antes, en el 2008, en Sabón ya empezó a funcionar el grupo de ciclo combinado, alimentado con gas natural, y con una potencia de 400 megavatios

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La chimenea de Sabón desaparecerá a finales de mes