Tres bucles para llegar a Sabón

El corte provisional por las obras de Morás obligó este viernes a numerosos giros para alcanzar el polígono de Arteixo


Arteixo / La Voz

La autopista AG-55 es la vía que usan los residentes de A Coruña que trabajan en Sabón y quieren dejarse en el desplazamiento el menor tiempo posible. Las alternativas, gratuitas, son los viales de Pastoriza o Meicende, zonas urbanas con semáforos, pasos de cebra y carreteras en las que es muy factible la ralentización en hora punta. También recurren a la autopista residentes de Arteixo con trabajo en A Coruña y que comparten ese interés por llegar lo antes posible. Pero ayer la AG-55 no era precisamente sinónimo de rapidez.

La construcción del polígono de Morás exige invadir espacios viarios por el que pasan miles de vehículos a diario. Este viernes se desvió el tráfico en la AC-551 al tiempo que se asfaltaba a toda prisa el que será, durante varias semanas, la alternativa en este tramo, varios cientos de metros elevados sobre el acceso autonómico que desemboca en la rotonda de Sabón.

Pero regresemos a la AG-55 porque el trazado desde a A Coruña a Sabón por esta vía de alta capacidad exigía ayer demasiadas vueltas de rosca. Con el desvío cortado, los conductores debían seguir en sentido Carballo y, una vez superado por arriba el ancho de la AC-551, se baja de nuevo colocando el vehículo en sentido Lugo. Pero aquí esperaba la siguiente curva a la izquierda, el sentido tradicional para ir a A Coruña -pero, recordemos, nuestro destino es Sabón-. Así que al incorporarnos a la AG-55 tras cumplir el ceda con los que proceden de Carballo, leemos un nuevo cartel que indica el camino a Arteixo. Esta vez sí, esta vez, después de tres bucles consecutivos, encaramos el vehículo hacia el parque industrial. En cuanto esté listo el vial (se preveía para ayer por la noche), todo este paso se resumirá en una simple curva.

Desde las 10.00 horas

La Consellería de Infrastruturas señaló que se esperó a que pasara la hora punta de la mañana para realizar los cambios. Pese a todo, el colapso inicial fue importante. La Xunta notificó que los accesos habituales se cerraron a las diez de la mañana y con el paso de las horas el tráfico se fue normalizando. Según el plan de Infraestruturas, los vehículos no deberán superar el límite de 40 kilómetros por hora en este tramo que atraviesa parte del futuro polígono de Morás, y devuelve el tráfico a pocos metros de la rotonda de Sabón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres bucles para llegar a Sabón