Arteixo pisa fuerte en el Mundial

El copiloto gallego Mauro Barreiro, campeón autonómico júnior en el 2006, firmó un hito con la victoria en Cerdeña junto a Jan Solans y apunta al título de la categoría


Mauro Barreiro (Arteixo, 1982) es uno de los nombres propios en el Mundial júnior de ralis (JWRC), en el que compite como copiloto del catalán Jan Solans. Con solo un par de citas por completar, son líderes y todo apunta a que mantendrán el primer puesto a hasta el final. Sin embargo, a pesar de estar ahora compitiendo a un nivel de élite, la incursión del gallego en el mundo de las carreras surgió casi como un juego. «Empecé con un grupo de amigos, con los que compramos un coche y empezamos a competir, en el año 2004, en el Campeonato Gallego», recuerda. «Los mecánicos y la asistencia eran todos amigos nuestros, de Arteixo», agrega.

Ya en el 2006, Barreiro se consagró campeón júnior de Galicia. Hasta ese momento, participaba como piloto. No obstante, su gusto por copilotar, sumado a la dificultad para conseguir contratos y patrocinios, hicieron que el arteixán se inclinara por cambiar de rol. «Varios amigos y compañeros me dieron la posibilidad de ser copiloto y accedí. Llevaba años intentándolo, pero es muy complicado llegar a cumplir esa función sin tener experiencia», cuenta.

Por otro lado, considera que el haber tenido una carrera frente al volante le dio un plus para que diferentes conductores le dieran una oportunidad. «Sin lugar a dudas, ser piloto me abrió varias puertas», considera. Barreiro asegura estar «muy agradecido» con aquellas personas que confiaron en él a lo largo de su trayectoria. «Gracias a muchos amigos, tuve la oportunidad de llegar al primer nivel gallego. Después, con pilotos que iban teniendo proyectos más grandes, me surgió la posibilidad de ir creciendo», asegura.

Después de su paso por el campeonato autonómico, el arteixán compitió en la categoría nacional para, finalmente, dar el salto internacional. Ese largo y complicado camino derivó en su arribo al Mundial, acompañando a Jan Solans, a quien conoció gracias al autocrós. «Su padre lo llevó a competir para que cogiera confianza y me pidió que lo llevara de copiloto al Terra da Auga, en Curtis, del Nacional de tierra, para que viera lo que es el mundo de los ralis. En aquel momento, Jan tenía 17 años, era menor de edad y no podía correr», comenta.

Cuando el joven cumplió la mayoría de edad y obtuvo el carné, los papeles se invirtieron y fue Jan quien pasó a pilotar. «Cuando él empezó a correr, contaron conmigo desde un primer momento y siempre los acompañé hasta hoy en día. Hace tres años que corremos juntos y se ha reforzado la amistad entre nosotros», menciona. Considera que tener esa estrecha relación con su piloto es «muy importante» porque pasan «mucho tiempo y muchos viajes juntos». Desde entonces, el equipo obtuvo grandes resultados. En el 2017 ganaron el Campeonato de España en el Grupo N, mientras que en el 2018 obtuvieron la Beca Júnior R2, creada por la Real Federación Española de Automovilismo (RFEdA), que les permitió participar este año en el JWRC.

En esta categoría, el dúo ya compitió en tres carreras, en las que obtuvo un tercer puesto en Suecia, un cuarto puesto en Córcega y un primer lugar en Cerdeña. «En Italia tuvimos que apagar el coche un par de veces porque por las altas temperaturas se puso en modo emergencia», relata. A pesar de este contratiempo, Barreiro y Solans se repusieron y se quedaron con su primera victoria en el JWRC.

Con dos carreras por delante, en Finlandia y en Gran Bretaña, la dupla buscará mantener el primer puesto y quedarse con el título. «Finlandia es muy específico. Tenemos dos rivales directos que son nórdicos y que tienen mucha experiencia ahí», suelta. Por eso, los españoles se plantean realizar una preparación en julio para «pelear, al menos, por un lugar en el podio y seguir manteniendo el primer puesto».

Por su parte, el gallego considera la carrera de Gran Bretaña como una cita defintiva porque cree que «allí se decidirá el campeonato». Será muy importante porque es una carrera que da doble puntuación», afirma. Barreiro asegura que la intención de la dupla «era coger confianza y experiencia en la modalidad». Sin embargo, al encontrarse con posibilidades de quedarse con el título, el deportista afirma: «Confiamos en poder ganar el campeonato, por ello vamos a luchar hasta el final para lograrlo. «Estoy orgulloso de representar tanto a España como a Galicia», finaliza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Arteixo pisa fuerte en el Mundial