Arco Iris denuncia que el uso de explosivos «arrasa» la fauna de Langosteira

El Puerto niega la utilización indiscriminada e insiste en que se cumple con la normativa de obras marítimas, mientras el colectivo assegura que se ha habilitado un servicio de lanchas para recoger los peces muertos


A CORUÑA

Arco Iris ha denunciado que las obras de ampliación del puerto exterior que se están llevando a cabo están provocando «un enorme impacto ambiental en la fauna de toda la ensenada, a causa del uso indiscriminado de explosivos» que se están utilizanco para la colocación de los anclajes de las nuevas superficies.

El colectivo, que alude a testimonios de los propios trabajadores de las empresas que trabajan en la zona, «la mortandad en la población pesquera es de tales proporciones que incluso se ha tenido que habilitar un servicio de recogida de ejemplares muertos mediante lanchas de limpieza, para evitar que lleguen a las playas más cercanas y causen la lógica alarma social».

Por ello, la asociación insta a la Autoridad Portuaria «a explicar cuál es la situación real en estos momentos» y le reclama también que estudie implantar mecanismos que «eviten o al menos limiten el impacto ambiental del uso de explosivos». Arco Iris sugiere que se estudie la aplicación de técnicas menos agresivas para el medio ambiente y se instalen aparatos de ultrasonidos para alejar a los peces de las zonas de trabajo. Además, señala que «el uso de explosivos es una de las causas de los varamientos de cetáceos en las zonas costeras, por lo que no sería extraño que en las próximas semanas este triste fenómeno fuera en aumento».

 Ante el comunicado de Arco Iris, la Autoridad Portuaria aseguró que «no es cierto que se produzca un uso indiscriminado de explosivos, al contrario», y sostiene que desde el principio de la obra de construcción del nuevo muelle se aplica un programa de vigilancia ambiental, y un protocolo de voladuras, «cumpliendo con todos los requerimientos de la legislación aplicable».

Según el Puerto este protocolo incluye un procedimiento de seguridad para los cetáceos, de acuerdo a las instrucciones del Ministerio de Medio Ambiente y las recomendaciones del CEMMA, de modo que «se realiza un seguimiento de la costa con observaciones desde tierra y desde mar, y ante un eventual avistamiento de cetáceos, se adoptarían las medidas oportunas, con la suspensión o demora de la voladura».

Además de insistir en que «hasta el momento no se ha registrado ninguna incidencia en este aspecto», la administración portuaria recalca que, con respecto a las voladuras realizadas y su afección al medio marino,«se cumple con toda la normativa de obras marítimas».  

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Arco Iris denuncia que el uso de explosivos «arrasa» la fauna de Langosteira