Esta semana entra en servicio la nueva glorieta de acceso a Sabón en la AC-552

Elena Silveira
Elena Silveira ARTEIXO

ARTEIXO

VÍTOR MEJUTO

La infraestructura dará fluidez al tráfico que se dirige hacia las naves de Inditex

24 abr 2019 . Actualizado a las 11:57 h.

Las obras de ampliación de la AC-552 a su paso por Arteixo avanzan a muy buen ritmo y eso permitirá que a finales de esta semana pueda entrar en servicio la nueva rotonda que se ha construido en la Avenida de Fisterra y que facilitará un acceso más directo a la parcela que ocupa Inditex en el polígono de Sabón. Responsables de la Xunta aclararon que este avance permitirá «aliviar e dar fluidez» al tráfico en la zona mientras continúan los trabajos de ejecución del proyecto, que comprende un ámbito de actuación situado entre los puntos kilométricos 9 y 9,65, concretamente entre la intersección de la rúa Teresa de Calcula y la nueva glorieta con la Avenida da Ponte.

La Consellería de Infraestruturas adjudicó los trabajos a la empresa Arias Infraestructuras S.A. a principios de este año por más de 1,1 millones de euros, con un plazo de ejecución de seis meses. El proyecto consiste en la ampliación de la plataforma de la vía por su margen derecha para dotar a la carretera en sentido Fisterra de un segundo carril, además de la correspondiente acera o zona de aparcamiento. Según consta en el proyecto, la obra se complementa con la instalación de los elementos necesarios «para garantir a drenaxe axeitada, de muros para contención de terras e reducir a ocupación nas parcelas colindantes e co traslado e acondicionamento das dúas paradas de bus existentes», ejecutando a su vez una acera desde los puntos en los que se sitúan las paradas hasta los pasos de peatones más próximos.

Tanto los responsables de la Xunta como los del Concello de Arteixo destacaron que esta es una obra muy necesaria para rebajar los niveles de circulación que habitualmente se registran en la avenida de la Diputación en las horas punta. De hecho, el parque empresarial de Sabón registra una intensidad media de tráfico de 20.000 vehículos al día y, buena parte de ellos, corresponden a trabajadores que tienen su puesto laboral en las naves de Inditex.