18.000 euros a punta de garrafa en Uxes: «Me bañaron en gasolina y me amenazaron con plantarme fuego»

El dueño del estanco, en Arteixo, cierra el negocio tras ser asaltado cinco veces en seis años


A Coruña

Hay barbaridades que parece que solo ocurren en la tele o son mañas de delincuentes de países remotos. Lo que le pasó el mes pasado al estanquero de Uxes (Morás, Arteixo) son de esas cosas que solo salen en las películas. No se recuerda que en Galicia unos atracadores bañasen en gasolina a un hombre y lo amenazasen con hacerlo hoguera si no les entregaba el dinero. Se lo entregó todo. Los 18.000 euros que guardaba para pagar el tabaco. La víctima está tan harta y vive con tanto miedo desde entonces, que decidió cerrar para siempre el estanco. En los seis años que lo tuvo abierto fue asaltado cinco veces. Todas ellas con violencia.

David Pombo creyó morir el mes pasado cuando dos individuos con el rostro cubierto le dieron una paliza y lo bañaron en gasolina para sacarle todo el dinero. Que lo vigilaban es un hecho, según la Guardia Civil, que continúa con la búsqueda de esos dos sujetos. Porque a las 12.30 de la noche, que fue cuando ocurrió, lo esperaban a las puertas del garaje que la víctima tiene en los bajos del negocio, ahora cerrado. En cuanto David entró con el coche, lo asaltaron. Y «comenzaron a darle una brutal paliza», recuerda su hermano Manuel, que dormía en el piso superior y no se enteró de lo que estaba ocurriendo.

Con la nariz rota, lo ataron de pies y manos. Luego, apuntándole a la cabeza con una pistola, «me bañaron en gasolina y me amenazaron con plantarme fuego con un mechero si no les entregaba todo el dinero». David les dio todo lo que tenía en casa, los 18.000 euros que guardaba para pagar el tabaco.

Los delincuentes cogieron el botín y lo dejaron tirado en el garaje con el cuerpo totalmente ensangrentado. Como pudo, David fue a avisar a su hermano y a la Guardia Civil. Tomaron huellas, intentaron que la víctima les hiciese un retrato robot de los asaltantes, pero poco pudo aportar más que parecían jóvenes y que iban cubiertos con pasamontañas.

Pasado lo cual, David tomó la decisión de cerrar las puertas de su negocio porque «no puede más», cuenta su hermano Manuel. «Tenemos mucho miedo. Esta vez pudieron haberlo matado esos desalmados», añade. Es la quinta vez que atracan el estanco de Uxes desde que abrió sus puertas hace seis años junto al bar Casa Pombo. El primero ocurrió en noviembre del 2014, cuando cuatro encapuchados accedieron al negocio y mientras retenían a Manuel y a David, registraron toda la casa y se llevaron el dinero. Con el mismo modus operandi volvieron cuatro veces más. Hasta ahora, nadie había resultado herido. Esta vez, «mi hermano vio la muerte de cerca», cuenta Manuel.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

18.000 euros a punta de garrafa en Uxes: «Me bañaron en gasolina y me amenazaron con plantarme fuego»