Arteixo reduce la reserva de suelo para vivienda oficial por la falta de demanda

En el registro oficial de solicitantes solo hay 91 inscritos, de un padrón de 31.300


Arteixo / la voz

Las viviendas de protección oficial son las viviendas protegidas más baratas, promovidas sin ánimo de lucro por el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS). En Arteixo, sin embargo, su precio se equipara a las que se ofertan en el mercado libre y por ello no existe una alta demanda. El alcalde arteixán, Carlos Calvelo, confirmó ayer que en el 2018 tan solo hay inscritos en el registro oficial de solicitantes de este tipo de viviendas 91 personas, de un padrón de más de 31.000 habitantes. «Es decir, la demanda de pisos de protección oficial en Arteixo es de tan solo el 2,89 %, un porcentaje muy bajo», explicó.

Este es uno de los motivos que ha llevado al gobierno local a reducir del 30 al 10 % la reserva de suelo para la construcción de este tipo de viviendas. La propuesta fue debatida y aprobada en el pleno del pasado agosto y ayer salía publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), por lo que la medida entrará en vigor el próximo lunes. «Nuestro planeamiento aplicaba el 30 % por la norma estatal, pero decidimos bajarla al 10 %, aunque realmente podríamos haberla reducido más, hasta el 5 %», comentó Calvelo.

 Tal y como se cita en la nueva normativa, «la actual situación de las familias que reúnen las condiciones para poder acceder a estas viviendas, unida a la fuerte caída acumulada de los precios de la vivienda libre durante los últimos años y la inexistencia de adecuación a dicha situación, en los módulos de la vivienda protegida, junto a con la dinámica de expansión municipal han provocado efectos que aconsejan el establecimiento de esta regla general temporalmente indefinida en la forma en que se podrá acomodar ágilmente a la realidad del mercado en evolución».

Agentes inmobiliarios confirmaron ayer que el precio de la vivienda libre y el de la de protección se ha ido acercando en los últimos años y, ante la posibilidad de elegir, el comprador se decanta por la opción menos restrictiva, ya que los pisos de protección no se pueden vender ni alquilar durante un tiempo determinado, «y eso es un condicionante en caso de que la vida de una familia cambie de un año para otro», explicaron. También confirmaron que en este momento hay muy pocas promociones de pisos nuevos en marcha: «La situación no tiene nada que ver con hace más de una década» y que un piso que en la época del bum inmobiliario se podía vender por más de 200.000 euros ahora no supera los 140.000. Sobre el parón inmobiliario que vive Arteixo, Carlos Calvelo indicó que en este momento hay ocho unidades de actuación pendientes de que los promotores decidan iniciarlas. Puntualizó que, en todo caso, la mayor parte de las licencias de obra mayor correspondientes a industria y a muchas viviendas unifamiliares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Arteixo reduce la reserva de suelo para vivienda oficial por la falta de demanda