La obra del poliducto a Langosteira implica 164 expropiaciones

Comienzan las sesiones de levantamiento de actas para adquirir los 57.000 metros de terreno necesarios

.

arteixo / la voz

Repsol avanza en los trámites para construir el poliducto que conectará la refinería con el puerto exterior de punta Langosteira. La empresa se reunió ayer en el salón de plenos de Arteixo con parte de los propietarios de los terrenos necesarios para la ejecución del proyecto para proceder al levantamiento de las actas previas a la ocupación de los bienes y derechos afectados por la instalación. Una reunión que se repetirá hoy en el municipio arteixán en donde en total se realizarán tres sesiones con este fin. Posteriormente, el proceso se repetirá los días 13 y 14 con los afectados en el Ayuntamiento coruñés.

De acuerdo con la compañía se trata del trámite definitivo para hacerse con el espacio necesario para acometer unas obras que todavía no tienen fecha de inicio. Al tratarse de expropiaciones para construir un bien de uso público los vecinos no pueden negarse, pero pueden mostrarse en contra del precio fijado. En caso de no estar conformes con la oferta de la empresa, los propietarios tienen la opción de acudir a al justiprecio para que el Jurado de Expropiación indique la cifra adecuada. Aun así, en caso de continuar en desacuerdo los titulares de los terrenos pueden ir a los tribunales de lo contencioso-administrativo que decidirán si el precio ofrecido por el jurado fue o no justo.

Para acometer las labores se expropiarán 164 fincas que suman más de 57.000 metros cuadrados entre espacios de servidumbre y pleno dominio. Asimismo, una vez que se inicie el proyecto se podrán ocupar otros terrenos de forma temporal para acopio de material o instalación de maquinaria. En cuanto a los plazos, desde Repsol indican que en mayo solicitaron la licencia municipal en los concellos de A Coruña y Arteixo y están a la espera de su obtención. 

Una inversión de 80 millones

El poliducto tendrá una longitud de 3,8 kilómetros y contará con 11 tuberías soterradas: dos para el transporte de crudo entre la refinería y su nueva terminal marítima en el puerto exterior, y las otras 9 tuberías, para otros productos de crudo y refinados. El presupuesto es de 80 millones.

La actuación está enmarcada en un proyecto más amplio que incluye la construcción de instalaciones auxiliares y un pantalán para la eliminación de los tráficos de crudo del puerto interior de la ciudad, en el que se invertirán 126,7 millones. De esta forma se eliminará el 60 % del tránsito de derivados del crudo que actualmente se descargan en el puerto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La obra del poliducto a Langosteira implica 164 expropiaciones