Puerto y Ayuntamiento exigirán juntos la condonación de la deuda de Langosteira

El concejal de Urbanismo matiza al alcalde, que el lunes abrió la puerta a otras «posibilidades legales»


a Coruña / la voz

El Ayuntamiento de A Coruña presentará hoy en el consejo del Puerto de A Coruña una «proposta de acordo para a condonación da débeda do porto exterior da Coruña». La Marea Atlántica se alinea así con el PP, el BNG y la propia dirección del Puerto, que hoy debatirá en el consejo medidas encaminadas a exigir que el Estado ofrezca a la ciudad el mismo trato que a Valencia, donde ha aprobado la condonación de una deuda de 350 millones al Consorcio Valencia 2007 por las infraestructuras para la Copa América y la Fórmula 1.

La propuesta de la Marea en el consejo del Puerto será defendida por el edil Xiao Varela, que matiza el mensaje que el alcalde lanzó el lunes por la mañana, cuando subrayó -en la misma línea que el PSOE- que el caso de Valencia es distinto del de A Coruña, evitó pedir la condonación de las obligaciones del puerto coruñés , y abrió la puerta a otras «posibilidades legais» para abordar ese problema.

La deuda de la Autoridad Portuaria de A Coruña, de 300 millones, tiene poco que ver con elitistas competiciones deportivas que se celebraron en Valencia. Sus obligaciones derivan directamente de la construcción del puerto exterior de punta Langosteira, que se levantó para proteger a la costa gallega de desastres marítimos como el del Prestige, el Mar Egeo o el Urquiola; y para sacar el movimiento de mercancías contaminantes y potencialmente peligrosas de los muelles interiores de A Coruña, situados en pleno centro de la urbe.

A la vista de esas diferencias, la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de condonar la deuda valenciana provocó una airada respuesta del PP. Hasta ahora los populares se habían mostrado partidarios de que la Autoridad Portuaria pagase su deuda por sus propios medios, de acuerdo a los convenios del 2004 para la construcción de Langosteira -que preveían obtener ingresos de la urbanización del puerto interior- o mediante otras vías.

Las reglas del juego, rotas

El PP mantenía esa postura basándose en la ley que obliga a los puertos a ser autosuficientes en materia económica, lo que en principio prohibiría las ayudas desde otras Administraciones.

Pero los populares entendieron que la decisión de Sánchez de condonar la deuda a Valencia rompía «las reglas del juego», como subrayó la presidenta local, Beatriz Mato, y exigieron que la ciudad tenga un trato igual al de Valencia. Su portavoz, Rosa Gallego, exigió ayer a los socialistas que dejen de «justificar lo injustificable» y exijan la condonación de la deuda para defender los intereses de la ciudad.

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el delegado de la Xunta en la provincia de A Coruña, Ovidio Rodeiro, reforzaron la petición de que A Coruña reciba el mismo trato que Valencia. Además, Rosa Gallego también exigió a la Marea que aclare su postura sobre la deuda, dados los cambios que experimentó su posición estos días.

El BNG también exigió la condonación, y anunció que presentará iniciativas en todas las Administraciones en las que tiene representación para exigir un trato similar al de Valencia. La postura del Bloque, que en A Coruña han defendido tanto su portavoz, Avia Veira, como su candidato a la alcaldía, Francisco Jorquera, y su portavoz nacional, Ana Pontón, no es nueva: los nacionalistas llevan años exigiendo la condonación de la deuda y la revisión de los convenios del 2004, que prevén pagar la obra de punta Langosteira mediante la urbanización de los muelles interiores.

Los giros de la Marea

Más giros ha dado la postura del gobierno local. Siguiendo la estela del BNG, la Marea exige desde el 2015 la revisión de los convenios del 2004, pero su postura sobre la deuda a sido más ambivalente. Se ha sumado a movilizaciones que exigían la «devolución gratuita» de los terrenos del Puerto al Ayuntamiento, mientras se ofrecía a pagar por la parcela de la Solana e incluso por los espacios de los muelles.

Estos días esas ambivalencias se repitieron. La semana pasada, con el alcalde de vacaciones, el edil de Urbanismo, Xiao Varela, exigió en reiteradas ocasiones la condonación de la deuda, y recordó a Pedro Sánchez que «puede y debe tratar» a A Coruña como a Valencia. En Marea se comprometió a llevar iniciativas al Parlamento gallego y al español con esa exigencia.

El alcalde y el concejal

Pero el lunes por la mañana, a la vuelta de la canícula, el alcalde evitó en reiteradas ocasiones exigir la condonación y señaló que «se os casos [Valencia y A Coruña] son distintos, as solucións non teñen por que ser idénticas», dijo Ferreiro, para quien «o importante son obxectivos, non a discusión sobre os mecanismos».

Esa misma tarde, María Pita pareció cambiar de opinión e incluyó una frase en su nota de prensa que dice: «É importante, tal e como reclamamos, a condonación da débeda da Autoridade Portuaria ligada a Langosteira, ou ben unha compensación económica equivalente». La frase se atribuyó al «gobierno local» no alcalde, aunque hacía referencia a sus declaraciones de la mañana. Ayer el giro se confirmó, y el gobierno local presentó la citada «proposta de acordo para a condonación da débeda do porto exterior da Coruña». Queda ver cómo maniobra el Gobierno socialista, que según su delegado en Galicia, Javier Losada, ya trabaja en una solución para el Puerto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Puerto y Ayuntamiento exigirán juntos la condonación de la deuda de Langosteira