«No me rompí la columna de milagro»

Antonio Corbelle, vecino de Arteixo, se cayó el viernes por la tarde en el parque del embalse de Meicende después de apoyarse en una de las barandillas de madera


arteixo

«Un sustazo». Así define Antonio Corbelle el momento que vivió el viernes sobre las 19 horas de la tarde en el parque del embalse de Meicende. Un espacio al que había acudido para pasar un rato de ocio con su hijo de 9 años.

«Me apoye en uno de las barandillas de madera en la zona próxima a donde está la placa de inauguración y me caí hacia atrás», explica todavía abrumado. Debido al golpe tuvo que desplazarse Hospital HM Modelo en donde le diagnosticaron latigazo vertical. «No me rompí la columna de milagro. Además yo ya tengo problemas en la espalda, y ahora con el golpe no puedo ni dormir por el dolor». Para aliviar las molestias, el médico le recetó enantyum, omeprazol, diazepam y también le recomendó aplicar calor seco en la zona.

Ahora, Antonio indica que va a hablar con su abogado «para estudiar si demandó al Concello porque podía haber pasado una tragedia y es una irresponsabilidad tener un espacio público en mal estado». El afectado explica que «el viernes habría unos cien niños en el parque, además de gente mayor paseando y los propios padres acompañando a los pequeños. Es un peligro que estén los troncos secos».

En el momento del incidente, uno de los señores que acudió a ayudarle a levantarse le comentó que «también se había caído el día anterior, y como él más gente. No me caí en el agua porque el embalse estaba con un nivel muy bajo, pero al irme hacia atrás también me fui hacia abajo por el terraplén», explica.

Precisamente en esa zona se pueden observar varias barandillas que tienen un precinto de seguridad, pero en «la que yo me apoyé no tenía ninguna cinta, si veo eso ya no me apoyo, pero las que no están señaladas también están mal porque la madera está seca. Por eso cedió y me caí para atrás», cuenta Antonio.

Asimismo, tanto él como otros vecinos sostienen que «las vallas llevan muchos meses con el precinto, pero aún no han venido a repararlas. Si están mal que vallen toda la zona, pero no es normal que esté así esto».

El parque de Meicende se inauguró en el 2003 en un acto presidido por el alcalde de aquel entonces, Manuel Pose. El regidor arteixán explicó en ese momento que la construcción de la nueva zona verde había tenido un presupuesto de 240.404 euros, de los que 150.253 fueron aportados por la empresa Repsol, mientras que las firmas Alcoa y SGL Carbón cedieron parte de los terrenos necesarios para la actuación.

Posteriormente, el gobierno local, ya con Carlos Calvelo como alcalde, construyó una senda peatonal desde el embalse hasta O Petón con una longitud de cerca de dos kilómetros. El presupuesto de la actuación se situó entorno a los 60.000 euros. «Yo no tengo nada en contra del Concello, pero es una razón de seguridad. Si ya nos hemos caído varios, siendo mi caída la más grave hasta el momento, habrá que tomar medidas porque luego cuando pase una desgracia será tarde», dice Antonio, que añade, «en el propio hospital me comentaron que habría que dar parte de la situación al Ayuntamiento».

El Concello estudia instalar un nuevo tipo de barrera que resista los «actos vandálicos»

El alcalde del municipio, Carlos Calvelo, se desplazó ayer hasta el lugar de los hechos y explicó que «acabamos de reparar en junio las vallas del área más próxima a la pista de juegos infantil con urgencia debido a que estaban en mal estado por los continuos actos vandálicos».

El regidor lamentó que «frecuentemente nos encontramos con mobiliario en mal estado por el incivismo de algunos». Asimismo, Calvelo expresó que «el Concello asume toda la responsabilidad por el accidente, ya que ocurrió porque la barandilla estaba en mal estado. La repararemos de inmediato y además estudiaremos medidas como instalar una valla anti actos vandálicos para evitar que algo así se repita».

Del mismo modo, el alcalde adelantó que «en la otra zona, la más próxima al paseo, hemos señalizado con cintas de seguridad los tramos de vallas que están en mal estado, y se procederá a repararlos durante la próxima semana. Los habíamos marcado con anterioridad a la espera de aprobar el proyecto para proceder a esta actuación». Calvelo también quiso transmitir su pesar al afectado al que invita a ponerse en contacto con el Concello. «Estamos a su entera disposición para lo que necesite. Lamentamos el incidente y esperamos que se recupere pronto», comenta.

De momento, el gobierno local buscará medidas para evitar que algo así se repita en un área que, según explican, está sometida al vandalismo de forma recurrente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No me rompí la columna de milagro»