Comienza la demolición de As Eiras, uno de los puntos de trapicheo de droga en Meicende

«Buena noticia, pero aún queda por hacer», dicen los vecinos

.

arteixo / la voz

Las labores de demolición de varias casas del conocido como «supermercado de la droga» ubicado en el barrio de As Eiras, en Meicende, comenzaron ayer por la mañana después de que la empresa adjudicataria de las obras finalizase los trabajos de levantamiento topográfico y replanteo de una actuación que inicialmente estaba prevista para el mes de junio.

Las labores se enmarcan en el proyecto municipal para construir una nueva calle con una inversión de 146.000 euros. De acuerdo con el Concello, el objetivo de la iniciativa es doble, por un lado sirve para eliminar una zona que «se había convertido en un foco de problemas de corte social debido al trapicheo de drogas para el que se utilizan algunas de las viviendas», y por otro, lograr «un espacio público de calidad» mediante una nueva vía dotada de aceras y mobiliario urbano.

El alcalde, Carlos Calvelo, explicó que tomar esta decisión no ha sido «fácil», pero considera que es lo mejor para poner fin «definitivamente a un punto conflictivo». Asimismo, fuentes municipales recalcan los esfuerzos de las fuerzas de seguridad en el área para aliviar la problemática, pero añaden que las actuaciones policiales «suelen chocar con la dificultad para encausar judicialmente a los protagonistas del trapicheo de drogas que suelen librarse de penas mayores de cárcel y son simplemente juzgados por delitos menores que no impiden su vuelta a la zona para continuar con la actividad delictiva».

Piden más presencia policial

Los vecinos de Meicende se vieron sorprendidos ayer por el inicio de las tareas de derribo de As Eiras. «No sabía que habían empezado. Me parece una buena idea, pero si la intención es acabar con la droga en la zona todavía hay mucho trabajo que hacer porque ese no es el único punto de trapicheo», comenta una dependienta de un negocio ubicado en la travesía central.

La encargada de otro local explica que, a pesar de que la medida ayudará a evitar el tráfico de personas que acuden hasta la localidad a por estupefacientes, «es necesaria más presencia policial en la zona. Hace dos domingos hubo un intento de atraco en un local y hay una sensación de inseguridad generalizada porque esa gente busca dinero para consumir de forma desesperada». De acuerdo con varios residentes en el área el aumento de personal de seguridad ayudaría a reactivar el comercio en una zona que dicen «no hay casi vida, ni ya casi negocios».

Consigue espantar a un ladrón que llevaba un cuchillo

El 29 de julio sobre las 13.00 horas un hombre entró en una de las librerías de la Travesía de Meicende con la cara tapada y un cuchillo en la mano. El individuo pidió a la dependienta que le entregara el dinero, pero esta le hizo frente con la barra que utiliza para bajar la verja. «Le grite que se fuera, intentó llevarse la pantalla del ordenador, pero no pudo y salió corriendo», relata M. ª Elena Diéguez. Ya en la calle el hombre robó el bolso a una mujer y se escapó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Comienza la demolición de As Eiras, uno de los puntos de trapicheo de droga en Meicende