Álex Riveiro: «Yo no salgo aquí a echar el rato»

Tras ocho años sin subirse a un coche de kartcroos, el que fuera tres veces campeón gallego compatibilizará la especialidad con la División I en el próximo Autocross de Arteixo


La suya es una vida vinculada al motor. Su casa familiar dista apenas dos kilómetros del circuito en el que este fin de semana volverá a competir. Por tradición familiar ya que su padre que sigue ligado, como su hermano, a la organización del Autocross de Arteixo dejaba su sello como el primer vencedor en la historia del circuito. Era el año 1983. Álex Riveiro vuelve para rodar por partida doble. Lo hará en la División I y de nuevo kartcross, modalidad en la que se proclamó tres veces campeón gallego (2000, 2002 y 2003)

«Desde el 2008 llevo compitiendo en la División I. Ahora entre el equipo de Iván Arés, que también hace mantenimiento de kartcross, y un fabricante del que son distribuidores, me han ofrecido volver con un coche nuevo, a estrenar y en muy buenas condiciones». El coche está listo, pero lo convulso de la previa, no ha permitido el rodaje habitual para probarlo en el mismo circuito. Algo que, habitualmente, el piloto puede hacer entre una y dos semanas antes de la competición. «Voy a intentar hacer una pequeña prueba en un circuito privado en Carballo -La Base- porque si no me veo subiéndome al coche, por primera vez en ocho años, en los entrenamientos oficiales». La última vez que compitió en kartcross, en pruebas sueltas, fue en el 2010.

La peripecia promete. A final de la División I, en la que espera no faltar, acceden 12 vehículos. El número de inscritos está en 17. Pero en kartcross se han inscrito 77 coches, de los que saldrán 60, y solo 15 podrán disputar la final. «Está muy complicado, solo meterse ahí ya es un logro. Hay gente muy buena. Cuando gané el último campeonato gallego hace quince años me bajé del coche y me fui a Madrid», recuerda el piloto coruñés.

Fue un giro completo para Riveiro, que se convirtió entonces en el jefe técnico de Drivex, una escuela de conducción de pilotos, dirigida a la Fórmula 1, que nació de la mano de Pedro Martínez de la Rosa. Fueron nueve años de su vida. «Fue una experiencia muy bonita pero casi me dejo la salud», recuerda. La crisis hizo mella en el proyecto y hace cuatro años que Riveiro está de vuelta en casa.

«Te dices no es la presión de antes, pero es que correr es caro. Te están dejando un coche nuevo, que podría costar entre 15.000 y 20.000 euros con el riesgo de que se lo rompa. Para ir a pasear no te ofrecen todo eso. Hay que ir a correr. Yo soy de los que quiere corresponder a todo eso. La gran duda es dónde voy a poder estar. Hay chavales jóvenes, que vienen del karting, que aprietan muchísimo. No va a haber grandes diferencias».

 

«Es la carrera que todo el mundo quiere. Que todo el mundo sale con un motor nuevo, preparado, a estrenar. Ruedas nuevas para cada manga. En la División I un piloto monta un juego de ruedas para empezar el campeonato y sale en tres carreras con los mismos neumáticos. Aquí, en Arteixo, sales con un par de juegos de ruedas nuevo. Te pasas tres carreras con cuatro ruedas y aquí sacas ocho a estrenar. Aquí todo el mundo quiere estar arriba, no puedes andar a jugar. Voy a salir a intentar ganar las dos. Yo no salgo aquí a echar el rato»

Riveiro será prácticamente la excepción a la hora de competir en las dos modalidades. Un exclusividad que compartirá con el joven piloto carballés Dani Vázquez, que estrenará un Suzuki de División I y de kartcross.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Álex Riveiro: «Yo no salgo aquí a echar el rato»