De la procesión al Campo da Festa

Cientos de personas salieron ayer a la calle para disfrutar de una jornada llena de actividades para todos los gustos

.

CULLEREDO/ LA VOZ

Las fiestas de O Burgo (Culleredo) y Arteixo celebraron ayer su día grande por todo lo alto. Las actividades organizadas por ambos municipios reunieron a cientos de personas de todas las edades y gustos.

«Vivo en Madrid y vengo todos los años a las fiestas», comentó Manuela Senra en la procesión que salió a mediodía de la iglesia de Santiago y que recorrió la localidad desde la sede religiosa hasta O Paraguas en O Temple. Antes de la cita católica la música de las charangas ya había dado inicio a una jornada festiva que se alargó hasta la medianoche. «Nosotras vinimos a la procesión, pero también vamos a tomar algo», aclararon Marisela Heredia y Zolena Alvarado, dos amigas venezolanas que llevan años residiendo en Galicia. Precisamente, juntas pudieron disfrutar de la música del dúo Fusión Latina que amenizó la sesión vermú.

Y mientras unos bailaban otros jugaban, ya que los más pequeños se entretenían en las atracciones instaladas para la ocasión. Asimismo, a lo largo del paseo de la ría, los puestos y tenderetes congregaban a numerosos visitantes. Ya por la noche la fiesta continuó con un clásico, la orquesta Los Satélites.

Atracciones y verbenas

Pero si en O Burgo había fiesta, en Arteixo el ambiente era muy similar. Allí, los vecinos disfrutaron del grupo de gaitas de Xiradela con el que pudieron poner en práctica sus pasos de muiñeira. De cara al mediodía la iglesia de Santiago acogió una misa cantada a la que siguió la tradicional procesión por el paseo fluvial. Después Aixa Romay calentó el ambiente de la plaza del Balneario con su actuación, un espacio que a las 20.00 horas acogió el Festival de Habaneras. A esa misma hora muchos descargaban su adrenalina en las barracas acondicionadas en el polígono de Sabón para después disfrutar del espectáculo de la orquesta El Combo Dominicano. La formación canaria, una de las agrupaciones preferidas por el público verbenero, convirtió el Campo da Festa en una pista de bailes latinos en la que los asistentes bailaron y cantaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De la procesión al Campo da Festa