Un barrio de Oseiro vive atemorizado por la actitud violenta de un vecino

El individuo acumula más de seis denuncias por agresiones y amenazas

.

arteixo/ la voz

«Es una pesadilla». Así describen tres familias de una urbanización de Oseiro, en Arteixo, su vida desde que se cruzaron en el camino de uno de sus vecinos que la semana pasada asustó a toda la comunidad con la última de sus acciones violentas.

«Pensé que me mataba», relata una de las denunciantes. La mujer fue atacada por su vecino el martes pasado cuando ella se encontraba en la calle junto a dos compañeras para ir a dar un paseo. Fue en ese momento cuando el agresor se dirigió a ella con la intención de quitarle el móvil. «Se abalanzó sobre mí, insultándome y diciendo, 'ahora sí que me vais a denunciar otra vez'», comenta todavía asustada al relatar como el varón la introdujo en el portal por la fuerza y la arrastró hasta el segundo piso donde continuó agrediéndola. «Nadie salía a auxiliarme a pesar de mis gritos», lamenta. Finalmente, un chico y una chica acudieron a la llamada de socorro, casi al tiempo que la Policía Local, la Guardia Civil y un ambulancia se personaban en el lugar de los hechos tras ser avisados por una de las mujeres que previamente se encontraba con la denunciante en la calle.

Precisamente, la vecina que llamó a las autoridades también está amenazada por el mismo individuo. «Mi historia empezó hace dos años. Alguien le dijo que yo era la presidenta de la comunidad y vino a pedirme que le dejara aparcar la moto. Le explique que yo no era la responsable y empezó a insultarme. Después bajó al bar de abajo, en donde estaba mi marido, y le agredió», confiesa nerviosa. Ahí comenzó un calvario que, dicen, continúa. «Nos han aparecido pinchadas las ruedas del coche ya cinco veces. Además de rayazos. Nos continúa amenazando y tengo miedo de que pase algo con mis hijos», confiesa nerviosa la mujer que está de baja laboral por la ansiedad causada por la situación.

En cuanto a la agredida el pasado martes, comenta que «nuestro pecado fue comprar una plaza de garaje en su edificio, ya que nosotros vivimos en otra calle y ni lo conocíamos». Desde ese momento, el vecino «vino a por nosotros. Primero amenazó a mi marido y lo agredió. Yo grabé todo con el móvil y por eso el otro día creo que vino a por mí».

Asimismo, hay una tercera familia que también ha denunciado al mismo hombre. En este caso, la situación es todavía más delicada, ya que ambos vivían puerta con puerta. «Mi cliente tuvo que poner su piso a la venta después de una serie de episodios de amenazas, persecuciones por la calle y agresiones», comenta la abogada del otro damnificado.

De momento, a la espera de las diferentes resoluciones judiciales, el hombre tiene acumuladas más de seis denuncias y los vecinos viven amenazados. «Es el rey del barrio, por miedo nadie aparca en el sitio donde suele dejar el coche en la calle».

Votación
18 votos
Tags
Comentarios

Un barrio de Oseiro vive atemorizado por la actitud violenta de un vecino