Las corrientes que genera el puerto exterior modifican las playas de Arteixo

La cala de O Reiro pierde arena, mientras que la de Sabón gana terreno


arteixo /la voz

Desde que comenzaron las obras de ampliación del puerto exterior en punta Langosteira hace ya 14 años, los arenales del municipio arteixán han experimentado diversos cambios en su perfil.

En concreto, las playas que más cambios han percibido desde que se dio inicio al proyecto en el año 2004, han sido las de O Reiro, cerca de Barrañán, y el arenal de Sabón. En el primer caso, las modificaciones que la construcción del espigón ocasiona en las corrientes marinas ha hecho que la cala pierda arena, mientras que en el segundo la playa ha ido ganando terreno.

Así lo corrobora el ejecutivo local, que hace unas semanas visitó los arenales junto a personal de la Demarcación de Costas para elaborar un informe de la situación y buscar posibles soluciones. «Hemos visto cómo algunas playas han ido perdiendo arena. Por ejemplo el año pasado la playa de A Hucha había perdido mucha, y vemos que este año la ha recuperado, pero la que continúa con pérdidas es la de O Reiro. En este caso el cambio es el más llamativo porque ahora es un pedregal», manifiesta el alcalde del Concello de Arteixo, Carlos Calvelo.

El edil explica también que «las playas que están más cerca del espigón, como la de Sabón, han ido ganando terreno. Por el contrario, los arenales más alejados como Barrañán, Valcovo o las calas de O Reiro y A Hucha, experimentan una reducción de arenal». La situación no es nueva, según reconoce Calvelo, que manifiesta: «Hace ya tres años comenzamos a apreciar cambios en las playas de la zona, ahora es más llamativo, sobre todo en O Reiro».

La cala conocida como del Relojero siempre tuvo piedras, «pero ahora es increíble», expresa el mandatario. Si en el pasado se intentó subsanar la pérdida de arena mediante el relleno de grava «como se hizo con Valcovo hará tres años», por el momento el gobierno local ha decidido junto con Costas que lo mejor para la playa ubicada en la zona de Barrañán es «no rellenarla, porque seguramente la corriente vuelva a llevarse la arena». Por ello, la solución del ejecutivo municipal pasa por «habilitarla para que los usuarios puedan acceder a ella, pero dejarla como una cala de piedras del estilo de las del Mediterráneo».

Para que el arenal esté a punto en verano, en las próximas semanas se procederá al desplazamiento de las piedras de mayor tamaño y se dejarán las más pequeñas, que son «de cantón más fino, para ver cómo funciona así la playa». De esta forma, la cala estará «accesible para los usuarios antes del 15 de junio, que es cuando empieza la temporada veraniega oficialmente porque se instala el personal de socorrismo», manifiesta Calvelo. 

Relleno en Barrañán

Esa actuación no será la única que se llevará a cabo en la costa del municipio, ya que el Concello no descarta rellenar con arena otras playas como la de Barrañán. «Seguramente se realice algún relleno en algunas de las playas afectadas y lo más probable es que sea en Barrañán, porque se trata de un arenal que, más que perder arena, se constata que ha ido perdiendo terreno».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Las corrientes que genera el puerto exterior modifican las playas de Arteixo