El mejor embajador de Arteixo

Arsenio Iglesias, exentrenador del Dépor, fue nombrado hijo predilecto de su tierra


ARTEIXO / LA VOZ

Arsenio Iglesias ya es hijo predilecto de Arteixo. El que fue jugador y entrenador del Deportivo, arquitecto del Superdépor, la etapa más brillante del club, fue reconocido ayer hijo predilecto de Arteixo en un acto que se incluyó dentro del pleno extraordinario que celebró la corporación municipal.

La distinción es una manera de reconocer su brillante trayectoria deportiva, primero como jugador y después como entrenador de fútbol en diversos clubes españoles, según resaltó el Concello como argumento para el reconocimiento. Como jugador, Arsenio pasó por el Deportivo, el Sevilla, el Granada y el Oviedo, y como entrenador destacó su paso por los banquillos del Dépor, en los 70 y los 90, con el que consiguió la Copa del Rey en 1995 y casi logra la Liga la temporada anterior si Djukic no hubiese fallado aquel penalti... Hércules, Zaragoza y Almería fueron otros de los clubes donde impartió magisterio desde el banquillo, cerrando su brillante etapa profesional como entrenador del Real Madrid, en la temporada 1995-1996.

Con el salón de plenos hasta la bandera, Arsenio fue escuchando emocionado uno a uno a los portavoces de los grupos. El Zorro de Arteixo fue «el mejor embajador que ha tenido este Concello», como aseguró el portavoz de PP, José María Sánchez Novo. Por su parte, Martín Seco, del PSOE, agradeció a Arsenio su preocupación por el fútbol base, y Silvia Seixas, del BNG, destacó su humildad y espíritu de sacrificio.

Arsenio, fiel a su carácter, firmó con mucha tranquilidad en el libro de honor del Concello ante la atenta mirada de los miembros de la corporación y recibió obsequios de distintas entidades, como de la peña deportivista La Cuesta, de Arteixo, cuyo presidente agradeció al míster la ilusión que generó en los jóvenes durante la etapa del Superdépor, «porque na nosa xeración os rapaces non eramos do Madrid ou do Barça, eramos do Dépor», dijo el representante de la peña.

Arsenio Iglesias, con muy buen aspecto y arropado por la familia y amigos, agradeció al Concello el reconocimiento, muy importante para él porque «non podería esquecer onde empecei», dijo.

«Acórdome dos inicios, dos amigos cos que compartía momentos e fútbol e que xa non están»

A sus 87 años, Arsenio Iglesias luce un aspecto estupendo y su presencia evoca muchas de aquellas máximas que soltaba en durante las ruedas de prensa: «Vamos partido a partido», «es muy difícil, hombre...», y sobre todo «orden y talento», frases que se han convertido en auténtico magisterio en el mundo del fútbol.

A pesar de la emoción, Arsenio fue capaz de dirigir unas palabras a los asistentes al acto de nombramiento de hijo predilecto de Arteixo. «Estou moi contento e emocionado, aínda que hoxe quizá no é o mellor momento para falar», comenzó. Arsenio habló poco, «todo isto píllame un pouco de sorpresa», apuntó, pero se prestó a contestar algunas preguntas. ¿De qué o de quien se acuerda ahora míster? Se tomó unos momentos para contestar, pero finalmente recordó sus inicios en Arteixo. «Acórdome de moitos dos amigos cos que compartía momentos e fútbol aquí en Arteixo, aínda que a gran maioría xa non están...», recordaba con mucha serenidad Arsenio, que no dejaba de señalar que se encontró muy bien durante el homenaje.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El mejor embajador de Arteixo