Un tren con dibujo pero sin millones

El Puerto tiene el proyecto casi listo, pero la financiación de los 100 millones de la infraestructura aún está en el aire


A Coruña / La voz

Las obras del enlace ferroviario del puerto exterior de Ferrol han comenzado. Esos trabajos dotarán de plena operatividad a la dársena ferrolana, que lleva diez años a la espera del primer tren. Punta Langosteira ha estado esperando cinco años, y al menos tendrá que esperar tres más. Las previsiones más optimistas, que en las grandes obras públicas no suelen cumplirse, sitúan la llegada del ferrocarril en el 2020.

La situación actual

Con dibujo, pero sin fondos. La Autoridad Portuaria casi ha terminado la redacción del proyecto de la línea férrea, pero todavía es una incógnita cómo se pagarán las obras. Su coste estimado es de cien millones de euros, y no parece que pueda aplicarse la misma solución que en Ferrol, la petición de un crédito. El problema es que la Autoridad Portuaria ya tiene una deuda que supera los 300 millones de euros tras afrontar en solitario la construcción del puerto exterior de punta Langosteira, por lo que tendrá difícil pedir más dinero. Es más, tanto el alcalde, Xulio Ferreiro, como el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, rechazan esa posibilidad.

  

La postura del Gobierno

Sin solución concreta. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, admitió esta semana, en el inicio de las obras en Ferrol, que hace falta llegar a un «acuerdo definitivo» sobre la financiación, pero no concretó qué solución se podría dar al problema. El Parlamento gallego y el Ayuntamiento han aprobado mociones que solicitan que el Estado asuma el coste de las obras y parte de la deuda que afronta el Puerto coruñés, pero por ahora el Gobierno central no ha concretado cómo las materializará.

  

El proyecto

Costoso, largo y necesario. La construcción del ferrocarril al Puerto costará más de 100 millones de euros y requerirá al menos de dos años de obras, ya que la mayor parte de sus más de seis kilómetros de longitud transcurrirán bajo tierra. Pero se trata de una obra estratégica para Langosteira, ya que permitirá descargar allí materiales como el bioetanol, que se transportan en su totalidad mediante el ferrocarril. Además la llegada del tren evitará que la dársena pierda capacidad competitiva frente a otras infraestructura que disponen de él.

  

Otros frentes

El futuro del puerto interior. Además del tren, también están en el aire otras cuestiones estratégicas para la ciudad, como el futuro de los muelles interiores y la subasta, suspendida por ahora, del hotel Finisterre y la Solana. Esos asuntos debían abordarse en una reunión entre Xulio Ferreiro, Enrique Losada y José Llorca, presidente de Puertos del Estado, pero ya ha sido suspendida varias veces a pesar de que los dos primeros han reiterado su voluntad de que tenga lugar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un tren con dibujo pero sin millones