El poliducto de Repsol en Langosteira variará su trazado por las vías del tren

El nuevo proyecto incluye otras mejoras, como un sistema de detección de fugas


A Coruña / La Voz

Repsol modificará parcialmente el proyecto de instalación de un poliducto que irá desde sus instalaciones en el muelle de punta Langosteira hasta la refinería coruñesa. Estos cambios afectarán, además de a varias parcelas expropiadas, a su trazado, para evitar solaparse con las vías del tren proyectadas también desde el puerto exterior en dirección al polígono de Pocomaco. Las futuras vías ya han superado el trámite de impacto ambiental y sustituirían a las instalaciones de San Diego.

Tal y como detallaba el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) ayer, los cambios consistirán en la «modificación del trazado entre los vértices V-006 y V-007 para separarse de la zona de afección de la futura linea ferroviaria». Repsol ha confirmado que el rediseño del proyecto se debe a las alegaciones, un total de 39, que recibió el planteamiento inicial. De todas las reclamaciones, 26 tenían que ver con la percepción de pérdida de valor de otras tantas propiedades afectadas por la construcción del poliducto, ya que este limitará las posibilidades de construcción y usos del suelo en su entorno por motivos de seguridad. El nuevo plan afecta a nuevas fincas y, por eso, se ha publicado en el BOP, abriéndose un nuevo período de alegaciones de un mes.

Mejoras de seguridad

Además de los cambios en el trazado que recorrerá el poliducto, Repsol ha aprovechado para incorporar una serie de mejoras al proyecto inicial. Una de las más importantes será la instalación de un nuevo sistema de detección de fugas e intrusismo mediante cables de fibra óptica. Esto permitirá detectar el lugar exacto afectado a lo largo de todo el poliducto y facilitará los trabajos de reparación a los técnicos.

Además, se crearán desvíos temporales en carreteras y caminos por donde se acometerán los trabajos, como la DP-0503. También se implantará otra salida del poliducto en la zona del puerto mediante una estructura metálica, ya que también se aumentará el cableado para la alimentación eléctrica en el puerto exterior coruñés.

Repsol ha confirmado que todavía no existen plazos para el inicio de las obras. La empresa esperará a conocer las nuevas alegaciones para continuar con el proceso.

Los trabajos obligarán a expropiar otras 35 parcelas entre Arteixo y A Coruña

Los trabajos de instalación de un nuevo poliducto entre el puerto exterior y las instalaciones de Repsol en la refinería se desarrollarán en los términos municipales de A Coruña y Arteixo. La multinacional tiene previsto trasladar a punta Langosteira toda su actividad para el próximo año, incluyendo la carga y descarga de graneles líquidos. De esta forma, el traslado supondría la eliminación del 40 % de sus tráficos actuales desde el muelle de San Diego. Además, también afectará a los crudos, ya que los grandes petroleros se instalarán también en el puerto exterior.

El proyecto afecta a un centenar de propiedades a lo largo de un trazado de 3,8 kilómetros, de los cuales 2,5 discurrirán por el concello vecino y 1,8 por el coruñés. Las modificaciones efectuadas por la empresa incluyen nuevas afecciones a fincas particulares, que consistirán en expropiaciones forzosas de terrenos sobre los que discurrirán las obras, imposición de servidumbre permanente de paso y ocupación temporal del espacio necesario. En total, los cambios afectarán a 19 fincas del concello de Arteixo y a otras 16 de A Coruña, entre praderas, zonas de monte bajo y zona urbana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El poliducto de Repsol en Langosteira variará su trazado por las vías del tren