Langosteira consolida su arranque con la nueva terminal de graneles líquidos

El exdirector del puerto de Melilla y vicepresidente de la patronal PIPE impulsa la planta


A Coruña / La voz

La solicitud presentada por la compañía Deep Water Oil Transhipment Hub para construir y explotar una terminal de graneles líquidos en punta Langosteira supone la consolidación del arranque de la actividad en el puerto exterior, que en la actualidad cuenta con 12 concesiones a empresas que ocuparán al menos 210.000 metros cuadrados, cerca del 10 % del total disponible.

La solicitud también es importante porque permitirá diversificar las actividades de la dársena y cumplir uno de los objetivos de su plan comercial. Dentro del sector, la operación se ha entendido como «un espaldarazo» para el futuro del puerto exterior.

Las instalaciones de Deep Water Oil Transhipment Hub ocuparán 45.094 metros cuadrados, a los que se suman otros 2.899 metros para las conducciones de los graneles líquidos. Es una cifra mayor que los 30.000 metros solicitados por Repsol, pero la petrolera se ha reservado la posibilidad de ocupar otros 285.000 metros para completar el traslado de sus instalaciones a Langosteira.

La superficie ocupada también es superior a los 30.000 metros solicitados por la compañía mexicana Pemex. Ambos proyectos serían compatibles. La petrolera americana ha dejado en suspenso su aterrizaje en Langosteira, aunque mantiene la citada reserva de suelo y no está descartado que haga uso de ella en el futuro.

Una empresa nueva

Deep Water Oil Transhipment Hub es una sociedad limitada que fue registrada el 8 de febrero en el Registro Mercantil de Madrid con un capital de 30.000 euros.

Uno de sus dos administradores y apoderados, es José Luis Almazán Palomino (Madrid, 1978), un ingeniero que procede de una familia vinculada al sector portuario. Almazán fue director del puerto de Melilla entre los años 2004 y 2012. Tras dejar ese puesto pasó a la actividad privada, al Grupo Marítimo TCB y después a otras firmas como Ocean Water, Ocean Infraestructures Management, en las que figura como administrador, y el Grupo de Terminales Eurogate, del que forma parte como consejero.

Almazán también es vicepresidente de la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE), una entidad que agrupa a los principales grupos empresariales del sector, y con presencia en 30 puertos de todo el país.

El otro administrador de Deep Water Oil Transhipment Hub es el empresario Antonio Silvino Martínez-Laredo González, que también ostenta esa responsabilidad en la compañía Oils Distribution Terminals. Esa compañía, fundada hace algo más de siete años, es concesionaria de la gestión de terminales de almacenamiento de productos petrolíferos en el puerto de Málaga con una capacidad de 40.000 y 6.500 metros cúbicos respectivamente.

Aunque se desconocen los detalles del proyecto de Deep Water Oil Transhipment Hub para Langosteira, todo indica que algunas de sus actividades serán similares a las que desarrollan en Málaga, donde hacen operaciones de transbordo (transhipment) de hidrocarburos, descarga y almacenamiento, mejoras del combustible, o tratamiento de residuos petroleros entre otras.

Durante este mes, dentro del trámite de competencia, otras empresas podrían presentar solicitudes para desarrollar una planta como la que planea Deep Water Oil Transhipment Hub. Finalizado ese trámite, el proyecto se someterá a exposición pública y después, solventados los demás trámites, podría iniciarse la obra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Langosteira consolida su arranque con la nueva terminal de graneles líquidos