Arteixo proyecta un aparcamiento disuasorio de 60 plazas en Meicende

Toni silva A CORUÑA / LA VOZ

ARTEIXO

Toni Silva

El Concello invitará a los vecinos a dejar allí sus coches para hacer uso del bus urbano número 6 que cruza A Coruña

10 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Poco a poco, Meicende va dando forma a sus múltiples parcelas desperdigadas a ambos lados de la travesía que atraviesa este barrio vecino de la refinería. Lo anunciado ayer es de momento solo un proyecto, pero ya está en los despachos de la Xunta para su profundo análisis. Se trata de la adaptación de un céntrico terreno en el cruce entre la Avenida do Butano y la calle principal -una superficie de algo más de 5.000 metros cuadrados- para zona de esparcimiento y que estará rodeada por un aparcamiento disuasorio en tres de los lados, con una superficie de 4.300 metros. La cifra estimada por el gobierno local es de sesenta plazas, si bien el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, confía en que la utilización de las zonas próximas podría elevar la cifra a unos 90 aparcamientos.

¿Por qué disuasorio? Justo en este cruce (Avenida do Butano con travesía de Arteixo) gira el autobús urbano número 6 de A Coruña. La intención del Concello es que un goloso porcentaje de vecinos de otras parroquias aparquen aquí sus vehículos para hacer uso de ese autobús que atraviesa toda A Coruña hasta el barrio de Monte Alto. «Es un bus urbano que tiene una frecuencia de diez minutos, creo que es algo muy interesante para la población de Arteixo», indicó el regidor. Paralelamente y, si bien aún están pendientes de la asignación de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), el Concello confía en disponer de una ruta de transporte público circular que recorra la gran mayoría de las parroquias, donde este punto de la Avenida do Butano sería uno de los extremos de dicha línea. «El otro polo estaría en el centro de salud de Arteixo», explica Calvelo. De salir adelante ese proyecto de transporte municipal, «o 70 % da poboación de Arteixo estaría comunicada», según estimaciones del concejal de Urbanismo, Alberto Castro.

El Concello ha concebido esa parcela en dos partes diferentes, una de unos 3.200 metros cuadrados para uso público, «quizá con un polideportivo», y otro espacio más pequeño (1.100 metros) como ágora para días de fiesta.