Visitantes de Marineda se juegan la vida al pasar por una valla rota para cruzar seis carriles

Emiliano Mouzo A CORUÑA / LA VOZ

ARTEIXO

El tránsito del vial por parte de los peatones revela la necesidad de la pasarela anunciada esta semana

26 nov 2019 . Actualizado a las 09:26 h.

Nada más imprudente que cruzar una vía por donde no está permitido, por fuera de los pasos de peatones o haciendo caso omiso a las señales verticales o semáforos. Más temerario aún si se intenta atravesar una carretera con dos carriles en cada uno de los sentidos: como por ejemplo la AC-552, conocida como la carretera Baños de Arteixo, la vía que une A Coruña con el centro comercial Marineda City y que enlaza con la autopista AG-55, A Coruña-Carballo,

Fueron muchos los colectivos que solicitaron en su día la conexión peatonal desde la calle Newton, en el polígono de la Grela, a la altura del Lidl hasta el Martinete y la nueva área comercial. La iniciativa siempre estuvo en la hoja de ruta de los empresarios del polígono de la Grela. De hecho, el pasado 12 de febrero los representantes de las industrias volvían a insistir en la solicitud de esa demanda al Ayuntamiento.

Pero fue la conselleira de Infraestruturas de la Xunta, Ethel Vázquez, la que confirmó el pasado 6 de abril que la mejor opción, y la más viable para la zona es la construcción de la pasarela «para facilitar el paso de personas», indicó.

Se trata de una infraestructura de unos 30 metros, «pero que aún requiere todavía de la realización de un estudio de viabilidad», subrayó la conselleira.

Y mientras tanto el riesgo, el grave peligro continúa. Son muchos los ciudadanos que utilizan la arriesgada picaresca de cruzar desde la zona de la planta de Torres y Sáez y desde el centro del Lidl para acercarse al centro comercial Marineda City.

Vallas de seguridad reventadas

Estas personas no tuvieron reparo, en su día, en abrir boquetes, mejor dicho, reventar la valla, por varias zonas, que separa los carriles de la carretera Baños de Arteixo para convertir los seis carriles en un peligroso atajo.

Juan Carlos de Andrés y su novia cruzaron al mediodía de ayer ese espacio. ¿No creéis qué es demasiado arriesgado?, le preguntó el periodista de La Voz de Galicia. La pareja piensan la contestación: «Sí, es cierto. Es muy arriesgado, pero lo llevamos haciendo mucho tiempo. Vivimos en la zona de la Grela y para venir tendríamos que cruzar en el paso de peatones de la glorieta de los bomberos. Una pasarela sería una buena solución», señalaron.

Pero además de incrementar la seguridad de los peatones, los empresarios s de la Grela señalan «que habilitando esta pasarela peatonal podríamos convertir el polígono en un gran aparcamiento de vehículos durante los fines de semana para que los coruñeses dejen sus coches y cruzar sin riesgo y disfrutar de los servicios de los comercios».

Cruzan cuatro carriles y saltan por un boquete en la valla. Son muchos los peatones que arriesgan su vida para cruzar la carretera de los Baños de Arteixo, saltar la valla de seguridad, casi destruida, y llegar hasta el centro comercial Marineda City. fotos Marcos Míguez